Me atreveré?

Últimamente, no pienso en otra cosa. Hoy he preguntado por el proceso de obtención del permiso A. Este ha sido el paso 0. El paso -1 consiste en ir al concesionario y babear durante 45 minutos subido a La Bestia, y eso amigos, ya lo he hecho.

Si algún día os sentís indecisos entre comprar una moto o no hacerlo, no escucheis al comercial cuando os invite a subir. A mi me lo hicieron, y era una trampa. El concesionario entero estaba lleno de espejos y mires a donde mires, lo único que ves es a ti subido a 195 kilos de libertad, fuego y acero. Son unos magos en eso de vender la moto. Por un momento hasta sentí la brisa de la marcha entre mis cabellos… era una puerta abierta que dejaba pasar algo de corriente, pero da lo mismo. En ese preciso instante te sientes como Petter Fonda y Deniss Hopper y en tu cabeza (creo que era solo en mi cabeza) suena eso de…

Get your motor runnin’

Head out on the highway

Lookin’ for adventure

And whatever comes our way…

Algunos ya conocéis mi faceta caprichosa y cambiante, y tal vez no os sorprenda que tenga una nueva obsesión. Ni yo mismo se hasta donde voy a llegar. Cuando me da por algo, nunca se sabe. Tal vez saque el carné y no compre la moto. Tal vez no me llegue a sacar el carné, tal vez tarde más, tal vez menos…

Bueno, salga lo que salga sacaré tiempo para ir contando mi odisea aquí, en vuestro weblog favorito: Blues For The Red Sun.

2 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *