Varios

Hace tiempo que no pongo nada por aquí y hoy tampoco tengo tiempo de currármelo demasiado, así que os tendréis que conformar con un par de asuntillos tratados a salto de mata. Vamos, que es un post politemático hecho deprisa y corriendo.

Lo primero, aquellas fotos del Paintball. Si alguno todavía no las tiene, que me lo diga. Están aquí pero necesitáis que os diga la contraseña. Buscadme por mensajería instantánea. Dentro de poco las quitaré ya de ahí.

Este fin de semana ha sido intenso. Viernes entrenamiento y sesión golfa. Vimos La Casa de las Dagas Voladoras y yo ya lo he dejado claro: No vuelvo al cine hasta que Yimou Zhang no estrene otra película. Aún así, Hero me gustó más que la del viernes y El Camino a Casa me llegó al alma. Por cierto, este tipo no es el director de Tigre y Dragón. Ese es Ang Lee, que hay por ahí quién los confunde. Otra de las razones de peso para ver estas pelis es Ziyi Zhang que sencillamente no puede estar más buena. Si si, y aquí la tenéis en cristiano.

El sábado dos partidacos y una vuelta de tuerca más para mi periostitis tibial o dolor de canillas para la gente más… “natural”. A nada que me lo curre, la tengo crónica ya. Stupendo!.

Ese mismo día fuimos a tomar algo por el cumple de Grex. Estuvo muy bien. El bar donde estuvimos era genial. Era como “El Barco de Colegas” del que hablan los Gigatron. Un auténtico templo del metal. Un bar pequeño pero matóoooooo-oo-oo-oo-oo-oo-oo-ooooooon (léase ese matón, como si fueras Bruce Dickinson). Tenían una pantalla donde proyectaron todo el tiempo vídeos musicales jebis metals total. Ivanacaraco y yo disfrutamos mucho con tanto pelo cardado, tanta malla, guitarras de doble mástil, doble bombo y demás parafernalia. Las amigas de Grex muy simpáticas pero un poco fuera de nuestras… mmm… posibilidades. Aunque hubo quién sacó el pico y la pala. En definitiva muy buen rollito en el cumple de Grex. Sssstupenda fiesta Sr. Robles!

La noche terminó al rojo vivo. Yo no quería, mis amigos me obligaron.

Envalentonados por nuestra hazaña en el edificio Windosor, el Iván y yo le echamos un par de pelotas y le entramos a un grupito de tías en un bar donde la media de edad era más o menos la que hay en una cabalgata de reyes. Por supuestísimo que nos caímos con todo el equipo. A las chicas estas les faltó reírse en nuestra cara… mmm … un momento, lo hicieron!! Se rieron en nuestra cara!! Eso fue suficiente para culminar el sábado. Por cierto, últimamente la gente me dice que tengo que compartir con el mundo mis experiencias con las mujeres. Se ve que hacen gracia. Pues nada, lo pensaré.

El domingo fue más “suave”. Al menos hasta que llegamos a la sala Ritmo y Compás para asistir al concierto triple en homenaje a Dimebag Darrel, ex-guitarrista de Pantera recientemente fallecido. Tocaron tres grupos, por este orden: Down of Tears, Ebony Ark e Inordem. Los tres tocaron canciones suyas y de Pantera. Sin duda lo mejor fue ver en directo a Ebony Ark y el debut de Diego de Francisco como nuevo teclista del grupo. Diego es hermano de Iván y el crack de la familia (por muchas visitas que consiga Culo Blog). Iván debería buscar un trabajo o aprender a tocar algo igual de bien que su hermano. Bueno, hay algo que sin duda sabe tocarse Iván… si si, las pelotas. Tolputodía además.

El grupo en cuestión tiene madera. A mi me gustan mucho, y espero sinceramente que triunfen a saco porque se lo merecen. Son muy metaleros y tienen un sonido muy contundente. Muchas de sus canciones tienen un aire progresivo que me recuerda a Dream Theater pero a la vez son más oscuros y tienen una cantante sorprendente. La tía es una pubbbbta máquina y en directo cantó estupendamente. Disfruté como un enano, saqué cuernos, salté, agité la cabeza…

Bueno, ya queda poco para terminar el día de los enamorados y por eso quiero dedicar este post a una persona muy especial. Es alguien a quien quiero mucho aunque a veces no lo parezca. Ahora mismo es lo más parecido que tengo a una novia y momentos como el del domingo en el coche lo demuestran … GRACIAS ESTEBAN! Gracias por aguantarme. Bueno, a ti y a todos los que escuchan mis historias en Mobiquo, en Villa y en todas partes. Por cierto, tengo un parecido razonable para ti. Eres Jack Black!

Por último, las pulseras. Que sepáis que ya tengo más. Todas grandes, pero es lo que hay. Si todavía no tienes una y quieres tenerla, pídela y no esperes a que te la ofrezca.

Abrazacos!

8 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *