Monthly Archives: September 2005

Varios Viajes

Diez razones para estudiar en Leeds

Holaca!

Paseando por Internet me he encontrado con “Ten Reasons to Study in Leeds” (diez razones para estudiar en Leeds) según la BBC. El artículo tiene mucho mérito. No solo por estar en un perfecto Inglés, sino porque además derrocha imaginación y buen humor, ole!! Expone brevemente y una por una, diez ventajas de estudiar en Leeds. Creo que me apetece comentarlas una por una, así que ahí voy… como si no hubiera Diossss!!

Paso a reproducir en mi weblog el artículo entero, razón por razón, añadiendo mis humildes comentarios. No hace falta que diga que no he pedido permiso para reproducirlo y que tampoco lo he traducido. No insultaría la inteligencia de mis lectores con una burda y atropellada traducción sabiendo como sé, que domináis la lengua de Shakespeare como si os corriera Stella Artois por las venas y hubierais nacido con la flat cap puesta en el Countryside de Yorkshire. Sí, sé que la Stella es belga… pero creeme, si te corre Stella Artois por las venas, eres más Inglés que Michael Kane.

Clubbed out

Without a doubt, Leeds is the nightlife capital of the north, if not the UK. There are more bars in Leeds than your average prison, and probably more clubs as well. Unlike other cities which have just one or two superclubs, Leeds has hundreds of room-sized bars to discover. Whatever you are into you are likely to find something to your liking.

Bien bien… razón número uno: Chaval, tienes que venir a Leeds a estudiar que es la ciudad con más bares de todo el condado!!! Y hay de todo!!!

Manda cojones.

Bueno… está bien. Si lo que quieres es convencer a los estudiantes de que vengan, es evidente que esta es una buena baza. Pero coño, disimula un poco no? Se puede empezar por comentar que la universidad tiene una de las bibliotecas más grandes de UK con más de 2,6 millones de libros, o que el mismísimo J. R. R. Tolkien formó parte del profesorado. Lo de los bares se puede dejar para más tarde no? No hace falta ir tan a saco.

Además, el chiste de hay más bars en Leeds que bars en una prison… sencillamente produce escalofríos.

Way out

You will be able to get home for the weekend without needing to change trains. Leeds has a fair claim to be the busiest station outside London, and you can pretty much reach every destination in the UK. You live abroad? We’ve got an international airport right on our doorstep.

Eso es cierto. Leeds está perfectamente comunicado y estratégicamente situado. La estación de trenes está en el mismísimo centro de la ciudad y recibe mucho tráfico de todas partes. No en vano, está a medio camino entre Londres y Edimburgo. Si si… ahí tienen razón…

Seguro que los terroristas del 7-J no pasaron esto por alto a la hora de establecer aquí su campamento base. Trenes directos a Londres cada 20 minutos, una ciudad pequeña y tranquila con uno de los barrios musulmanes más grandes del Reino Unido (para pasar desapercibidos) y perfectas infraestructuras de comunicación para cuando haya que buscar una way out. Además, seguro que pensaron que si no podían volar Kings Cross… tampoco estaría mal atentar en the busiest station outside London.

El aeropuerto de Leeds, como si no estuviera. Pocos vuelos y muy caros. Sale mejor volar a y desde Mánchester y pillar el tren a Leeds desde la misma terminal 2 del aeropuerto.

Caught out

If sport is your thing, then Leeds is definitely for you. It’s the only city in the UK that has a Championship football team, a Super League rugby league team, a Premiership rugby union team and a county cricket team – and all of them offer deals for students.

Si si… el deporte es lo primero en Leeds. Fútbol, rugby y cricket. Ahí es nada. El otro día intenté buscar un pub donde poder tomar algo mientras veía la semifinal del europeo de baloncesto entre España y Alemania. No lo ponían en ningún sitio. Le preguntaba a los camareros y nadie sabía que se estaba jugando el europeo. Me decían… basketwhat? (balonqué?).

Algún día tengo que contar lo del baloncesto aquí en UK, pero para que os hagáis una idea juego habitualmente con la gente del equipo de baloncesto de la universidad de aquí y no es que piensen que soy bueno, piensan que soy un semidios. En España no tengo mal nivel para municipales y soy suplente de los del fondo en la liga universitaria… con eso voy que me mato. Pero esta gente está convencida de que soy una especie de ser inmortal e infalible. Cuando el capitán del equipo de la uni se enteró de que me vuelvo a España la semana que viene le faltó echarse a llorar. Ya se estaba frotando las manos…

Eso si, los pseudodeportes les encantan. El otro día unas 25 personas tuvimos que irnos de la cancha de baloncesto de centro de deportes porque cuatro gañanes la habían reservado para jugar al… badminton?!?!?!?

Peor aun, el netball!?!?!?. Muchos no sabréis ni lo que es, pero estaréis de acuerdo conmigo en que tiene pinta de ridículo por lo menos, no? Pues verlo en directo es todavía peor.

Break out

Despite being the fastest-growing city in the country, you are only a short hop, skip and jump from the Yorkshire Dales and some of the best scenery around. And if history and culture are your bag, Leeds is full of it and York is just 30 minutes in the other direction. Getaway!

Pues si amigos!!! Alrededor de Leeds hay miles de cosas que visitar… está York… y… mmm… uhhh…

Eh!! yo ya he ido a York dos veces desde que estoy aquí!!!

Stay out

With two universities right on top of each other, and a number of further education colleges, you are never far from a student-friendly bank, pub, offy or late-night curry house. And because nightlife is so important in Leeds, no-one is going to moan “pesky student” at you…

Por supuesto que al student-friendly bank no le importa que les des tu dinero, ni al pub le molesta que te bebas su cerveza (si pagas)… por muy pesky que seas… y además, puedes pillar comida basura a todas horas!!! No tienes que cocinar!!! Solo necesitas dinero…

La ciudad depende fuertemente del dinero que gastan los estudiantes en ropa, enseres, comida, alojamiento y diversión… y se gastan mucho… pero mucho.

Worn out

Don’t have nightmares about college being across the other side of town. Unlike other cities, both Leeds Met Uni and Leeds Uni are located next to each other within spitting distance of the city centre. And with all the student accommodation located right behind, as long as you have a pair of shoes you’ll be able to see and do everything.

Este es un punto bueno, bueno de verdad, como la gaseosa gomaespumosa. Como bien dice la BBC, se acabaron las pesadillas porque aquí todo está muy cerca… vamos, a tiro de lapo!!! Así que todos aquellos que no podéis dormir por la noche de lo lejos que tenéis la universidad… no preocuparse más!!!

Spitting distance. Me encanta esa expresión inglesa. Nosotros tenemos el tiro de piedra y ellos la spitting distance. Mola.

Pues aquí les doy la razón. La universidad está muy cerca del centro y en el centro todo está muy cerca de todo. El centro de Leeds es muy compacto y si te vas a mover entre la universidad, las zonas donde viven los estudiantes, las zonas de compras y marcha y la estación, puede que nunca necesites coger un autobus. Eso si, andar hay que andar… que no deja de ser una ciudad tocha.

Cuando hablan de all the student accommodation located right behind, se están refiriendo a Headingley el “barrio de los estudiantes”. Headingley tiene verdaderos problemas porque últimamente ha crecido mucho (tiene ahora un 60% más de población que hace 10 años). Cada vez tiene más y más habitantes de los cuales cerca del 80% son estudiantes. Las consecuencias son evidentes. Comportamiento antisocial por parte de algunos estudiantes, una fuerte especulación, poco o ningún compromiso social debido a que la mayoría de la población está “de paso”, escuelas que cierran porque no hay alumnos ya que las familias tradicionales abandonan el barrio o la tasa más alta del país en robos en casas, lo cual es lógico porque los estudiantes son presa fácil y además tienen portátiles, dvdeses e ipodeses. Vamos… la pera!

Payed ‘owt

If your feet just don’t do walking, then you can get to go on the Black Prince buses for a cheap student price. Or if you fancy travelling around the whole of West Yorkshire you can get a month’s free pass for all the buses and trains for a bargin price.

Imagino que Black Prince será una compañía de autobuses. Aunque no la conozco. El 99% de los autobuses que se ven en Leeds son de la compañía First y puedes comprar un bono válido para 7 días en la zona verde (que viene a ser todo Leeds) por 7,50 libracas, unos 11 euracos. Que no está nada mal, si tenemos en cuenta que un sencillo en la zona verde cuesta 1,20 libracas, que son casi 2 euracos.

Mi último mes lo he pasado en Beeston (mítico barrio de los terroristas) y he tenido que coger el autobus todos los días para ir y venir del centro. Pero cuando vivía en la residencia de estudiantes, iba andando a todas partes. El trayecto que hago ahora en bus, dura unos 15-20 minutos y se puede hacer andando en unos 45 minutos. Lo sé porque ayer perdí el último autobus que iba a Beeston y tuve que volverme a pata.

El último autobus para llegar a cualquier parte en Leeds, tienes que cogerlo a las 11 o las 11 y poco. Es de locos. ¿Os imagináis que en españa el último autobus a cualquier parte fuera a las 11 y luego no hubiera otra cosa a excepción de taxis? La locura vamos…

Por cierto, que lo de los taxis también tiene guasa. Hay dos tipos de taxis: los normales y los otros (eso es precisión y clasificación milimétrica, lo demás son tonterías). Los normales los puedes parar por la calle y en las paradas y son más caros que los otros. Los otros no puedes pararlos en las calles a pesar de que sobrepasan, y mucho, en número a los normales (son de muchas compañias diferentes).

A estos otros, los tienes que llamar por teléfono y te van a recoger donde tu les digas. No tienen taxímetro y hay que negociar el precio antes de cogerlo, cuando estás llamando. De hecho, no son taxis. Son compañias de alquiler de coches con conductor. Curiosamente, salen más baratos que los taxis normales. Es más barato que llames a un teléfono y te manden un coche a recogerte y que te lleve a donde quieras que pillar un taxi de los normales. Además, sabes lo que te van a cobrar desde el principio. Que cosas eh…

Bail out

Nowhere else in the country can you claim your local is a boat parked on the middle of a traffic island.

Esta si que es chorra, pero chorra de verdad.

Resulta que cerca del campus, según se baja hacia el centro, hay un pub en mitad de una isleta con cesped en un cruce, que viene a ser un barco. En realidad el pub es un local que se apoya en el barco, de tal manera que una de sus paredes es el casco del barco. No sé si me explico, pero vamos… que no merece la pena.

Es un theme-pub de mierda más. Las consumiciones son el doble que en cualquier otra parte y la música es una basura. Además, ni siquiera estás dentro del barco. Estás muy cerca del barco, pero eso no tiene gracia. En definitiva, una tontería más… el Dry Dock.

Joer como me paso no… tampoco es para tanto. Es un bar hortera y ya está.

Work out

Leeds is fantastic for getting part-time and/or summer jobs. All those bars need barstaff, and as the city plays host to a fair number of call-centres, staff working outside office hours are always in demand. Plus being an administration centre to many of the large financial and insurance companies, the need for temps is constant.

¿Habéis visto cómo empieza esta? Creo que voy a hacer una traducción libre:

Leeds es fantástico para encontrar trabajo basura. En serio, tenemos montones!!! Piensa que con tanto bar de Diosss hacen falta camareros y si lo tuyo no es aguantar ingleses borrachos gritando y cantando, puede que te interese aguantarlos quejándose por teléfono durante horas y horas atendiendo llamadas en un centro de atención al cliente de alguna empresa que ni siquiera conoces. Gente que trabaje cuando todos los demás descansan es siempre bienvenida!! Además, las compañias de seguros siempre andan buscando gente que venda door-2-door. Anímate!!

Quids in

Once you graduate there are plenty of jobs here – and we’re not just talking at McDonald’s. The growth of the city is phenomenal, and the need for graduates is never-ending. As well as the major financial companies, Leeds is home to some of the biggest IT groups as well as internet providers and the backbone companies.

Hey!! Está bien saber que hay algo más que el McDonalds esperando a los graduados de la universidad de Leeds. Aquí hay trabajo para todos!! Del McDonalds ya se encargarán los miles de chavs que tenemos!!

Además, una vez que terminas la carrera tienes que empezar a producir para pagar lo que debes.

Have we missed anything?
If you can think of a better reason to study at Leeds e-mail us: leeds@bbc.co.uk

Pues si, hay algunas cosillas que la BBC no comenta. Yo añadiría un par de consejos para los estudiantes extranjeros con información útil también sobre UK en general y creo que Bill Bailey es la persona idonea para eso.

Bill Bailey es un genial humorista inglés. Puede que otro día me entretenga en contar algo más acerca de él. Hoy me voy a limitar a deciros que es uno de los mejores descubrimientos que he hecho mientras he estado aquí y que tiene una visión ciertamente peculiar sobre su país:

[…]Maybe because we are not that great anymore. ‘Cause we’re not! Seventeenth in european literacy tables, number one in the world for child with asma. Champions!! Champions!! We take more ilegal drugs than anyone else in Europe, we take more Prozac that anyone else in Europe, we have the most obese nation in Europe, we have the highest rate of teenage pregnancy. We are just a bunch of stoned, ileterate, wheezing, shagging, laggy bastards. Champions!! Champions!! Champions!![…]

Bueno, que igual me he pasado…

Varios

Hoy hace tres meses

Hoy es el cumplemes!

Hoy hace tres meses que me quemé la pierna con el tubo de escape de Victoria como si no hubiera Diosssss!!!

Minutos después de quemarme…

…hoy.

Y con esto vuelvo a los posts fáciles y cortos ;-P

Varios Viajes

Cuatro días en Polska

Bueno, hacía mucho que no escribía nada y en parte era porque antes de seguir con otros posts más cortitos y jocosos, quería hacer un acojopost sobre el viaje que hice a Polonia a mediados de Agosto. Por varios motivos, ese viaje significó mucho para mi y quería que los que os pasáis de vez en cuando por Blues For the Red Sun os diérais cuenta.

El caso es que hace tiempo me puse a ello y cuando llevaba haciéndolo unas mil o dos mil horas, y ya había tomado tanto té que me empezaba a saber a café… sencillamente lo perdí por no guardarlo y durante un tiempecillo he estado algo cabreado con esto del weblog y también algo liado, así que no me ha dado por escribir.

Era probablemente uno de los acojopost-multimedia-ultrasensoriales más currados que había hecho nunca y probablemente el más acojopost-multimedia-ultrasensorial de todos. Al leerlo, vuestros sentidos y sentimientos se verían multiplicados por mil… o qué digo yo mil, que estoy tonto… probablemente diez mil!! Habríais disfrutado una experiencia única de diversión, fantasía, emoción y euforia. Algunos de vosotros habríais llegado a ser capaces de compararlo con saltar en paracaídas!!!

Las malas noticias son que me acabo de proponer rehacerlo (por mis cojones) aunque estoy seguro de que no me va a quedar tan bien como iba el original. Así que olvidaros de la experiencia mística y conformaros con lo que me salga ahora. Al menos he podido recuperar las fotos que subí y de todos modos haré lo que pueda, que mi público no se merece menos!! … va por ustedes!!! (ole ahí, y si tuviera una montera en la mano ahora mismo la tiraba para atrás como si no hubiera dios).

VARSOVIA

El día 10 a eso de las cuatro, aterrizaba en el aeropuerto Frederic Chopin (Chopin era polaco) en Varsovia donde Maya me estaba esperando. Esa misma noche iríamos en tren a Cracovia donde estaríamos hasta el día 14. Así que no había tiempo que perder y dimos un largo paseo recorriendo los puntos más significativos de la ciudad. Varsovia es sin duda una ciudad curiosa y digna de visitar. Lamento no haber podido estar más tiempo ahí y ver más cosas. Bueno, para la próxima…

Durante la segunda guerra mundial, Varsovia fue literalmente arrasada ¿Habéis visto el pianista? Pues eso. Aparte de unos pocos edificios con suerte el resto de la ciudad fue reducida a escombros y no quedó en pie nada más alto que un buzón de correos. La historia de la ciudad (y de Polonia) está fuertemente ligada a la segunda guerra mundial y al periodo comunista que seguiría después y que ha durado hasta hace unos 15 años.

Echad un ojo a estas fotos, para que veáis a qué me refiero. La primera os puede ayudar a haceros una idea de cómo quedó Varsovia después de la guerra y si hacéis un par de búsquedas (warsaw war | warsaw ruins) en Google imágenes, podréis ver montones de fotos como estas.

En nuestro paseo vimos el controvertido Palacio de la Cultura y Ciencia (PKIN), la plaza del mercado y el resto del casco antiguo, las murallas de la ciudad, el río Vístula, la ópera, el monumento a Copérnico (polaco), la casa de Marie Curie (polaca, descubrió el polonio y muchas otras cosas entre ellas la radioactividad que a la larga le causó la muerte por leucemia… mmm puede que un día haga un post sobre ella), la universidad, el palacio presidencial, el palacio real y el monumento al rey Segismundo III, los jardines Sajones, la tumba al soldado desconocido… no está mal para unas pocas horas eh!!

Jardines Sajones.

El casco antiguo de Varsovia reconstruido tal y como era antes de la guerra.

El centro de Varsovia, el casco antiguo y las murallas, fueron reconstruidas después de la guerra preservando el aspecto original. La verdad es que sin saberlo, no podrías decir que todos esos edificios no tienen cientos de años. Me parece que tiene mucho mérito. Varsovia puede estar orgullosa de ser una ciudad que “se ha hecho a sí misma”.

Los trabajos, remodelaciones y lavados de cara que lleva Varsovia encima (y los que le quedan) llegan a lo grotesco, como por ejemplo el caso del monumento al Rey Segismundo III, que cambió la capital de Polonia de Cracovia a Varsovia. Una escultura de bronce en lo alto de una columna de granito, que fue erigida por primera vez en 1644 y desde entonces ha sido remodelada/reformada/reconstruida incontables ocasiones hasta 1949. Ha tenido una valla de madera alrededor, más tarde una de acero y luego una fuente con tritones. Cambiaron el material de la columna, quitaron la fuente, la valla… la tiraron los alemanes, la reconstruyeron… me extraña que no le hayan añadido elementos art decó en 1930 o que no le hayan pintado flores en los 70.

Como dato curioso, después de tanto meneo, la columna se ha movido 6 metros de su ubicación original. Vamos a ver, no es que a la columna una noche le hayan salido patas, o que a finales de los ochenta la figura de Segismundo III haya hecho break dance y se haya desplazado haciendo el Moonwalker… es que de tanto tirarla y levantarla, se ha ido acumulando el error poco a poco… ¡es de locos!

Palacio real y monumento a Segismundo III.

Que rinconcillo del centro de Varsovia eh… coquetón, coquetón!! oyessss

Las calles del centro de Varsovia son así de coquetassss como veis en las fotos. Pero fuera del casco antiguo, hay de todo. Desde luego, la ciudad está cambiando mucho últimamente. Hace 15 años ya que han dejado atrás el comunismo y es ahora cuando están pillando cacho de los fondos de la Unión Europea. Tanto en Varsovia como en Cracovia vimos muchas calles, fachadas y edificios en obras. Obras en su mayoría financiadas por inyecciones directas de la UE.

Para que os hagáis una idea, en la calle donde vive Maya en Varsovia, las aceras son nuevas. Las cambiaron hace dos años. Bien, hasta aquí todo normal ¿no? Las cambiaron porque las que había estaban llenas de baches y agujeros, lógico que pongan unas nuevas ¿no? Ahora viene lo curioso. Es que esos agujeros y baches y destrozos estaban ahí desde la guerra!!!… DESDE HACE MAS DE 50 AÑOS!!! En Polonia no ha habido pasta para hacer estas cosas hasta ahora. Así que puedes ir paseando por la calle y ver una fachada reluciente y sana y la siguiente fachada llena de mierda y hecha una pena y con agujeros de balas!

Otros “recuerdos” de la guerra son las innumerables placas conmemorativas y pequeños “monumentos” a las víctimas que hay por todas partes en Varsovia. Prácticamente en cada esquina puedes encontrar una placa rememorando una matanza de polacos inocentes, un levantamiento o actos similares durante la ocupación Nazi. La mayoría de ellos tienen velas y flores todavía… impactante.

Plaza del mercado con coche de caballos incluido.

Después de pasar la tarde por Varsovia, cogimos el tren a Cracovia. Unas dos horas. Muy bonito esto. Espero volver pronto.

CRACOVIA

El resto del tiempo, lo pasamos en Cracovia y alrededores. Ahí teníamos el hotel, en el mismísimo centro de la ciudad y desde ahí planeamos y ejecutamos dos excursiones, una a las minas de sal de Wieliczka y otra a Oswiecim, donde visitaríamos Auschwitz (si, el campo de concentración).

McGolonka

Entre nuestras idas y venidas por Cracovia, nos apretamos nuestras buenas comidas en estupendos restaurantes del centro. Los que me conocéis sabéis que tengo buen saque y que me gustan las comidas con fundamento. Si eres de los míos y te gusta comer, Polonia es tu sitio!!

Entre las comidas más típicas que tuve la oportunidad de probar, está la golonka que veis en la foto. Básicamente se trata de un codillo de cerdo con una especie de rebozado que está muy bueno. En ese mismo sitio también comimos unas setas en una especie de crema y mientras esperábamos a los platos principales nos trajeron pan y tocino para untar. Otro día para cenar, tomé pierogi, una especie de empanadillas cocidas rellenas con carne, setas, queso, patatas, frutas o prácticamente lo que te apetezca. Los míos llevaban carne y setas. Esa misma cena la acompañamos con zumo de grosella negra y muy bueno todo oiga… Comimos muchas cosas diferentes, pero la verdad es que no recuerdo el nombre de muchas de ellas, una pena, soy un desastre.

Una de las comidas más curiosas fue una cena en un Bar Mleczny (bar de leche). Los bares de leche están por todas partes en Polonia. Son establecimientos sencillos donde sirven comida típica polaca a todas horas y muy barato. Pueden no parecer muy glamurosos, pero desde luego son de lo mejor para conocer de veras la gastonomía polaca. Nosotros tomamos un poco de todo, sopa de eneldo, zumo de frutas del bosque, una especie de potaje de carne y repollo o col que es muy popular y creo recordar que se llamaba bigos, trigo sarraceno (un cereal típico polaco que se parece al arroz) y de postre unos crepes con requesón. Un festín de polacadas!!!

Además, los bares de leche tienen cierto interés turístico por ser algo típico de Polonia y en el que estuvimos nosotros se suma el hecho de que era frecuentado casi a diario por Karol Józef Wojtyla (el papa Juan Pablo II), mientras estudió, se convirtió en sacerdote y más tarde en arzobispo, todo ello en Cracovia.

Para los polacos, Juan Pablo II es una especie de héroe nacional. No solo porque Polonia es un país profúndamente católico sino porque mientras fue papa, Juan Pablo II utilizó su posición para influenciar decisivamente en la caída del comunismo en muchos pueblos de Europa, entre ellos como no, Polonia. Para que os hagáis una idea, mientras estuvimos ahí, una de las películas de más éxito era una biografía suya.

La plaza con la basílica de Santa María al fondo.

Lo primero que visitamos de Cracovia fue la plaza del mercado (la más grande de Europa) que tiene un ambiente estupendo. Está siempre llena de gente, coches de caballos de un lado a otro, artistas callejeros, terrazas, turistas y tiene el edificio del mercado en el centro… en fin, muy chulo.

En la foto, al fondo podéis ver la basílica de Santa María y el monumento a Adam Mickiewicz (poeta). Desde la torre de la basílica, cuatro veces cada hora, un trompetista toca el hejnal (formato ogg). No es una grabación ni nada parecido, es un trompetista de verdad (humano) que se sube los 239 escalones de la torre y toca una tonadilla, siempre la misma, cuatro veces cada hora en cuatro direcciones diferentes a través de cuatro ventanas diferentes. El hejnal es una melodía curiosa y una de las más arraigadas en la cultura polaca. No es de extrañar, ya que se retransmite a diario en la radio nacional para indicar la hora.

Cuenta la leyenda que el origen del hejnal data de la edad media, donde servía para anunciar entre otras cosas la apertura y el cierre de las puertas de la ciudad o para advertir a los ciudadanos de algún peligro. Durante la invasión mongola (de los mongoles, se entiende) uno de los vigías de la torre divisó una horda de guerreros que se disponían a tomar Cracovia e inmediatamente hizo sonar el hejnal con su trompeta para que cerraran las puertas de la ciudad.

Mientras tocaba, los guerreros le atravesaron la garganta de un flechazo, cosa que le impidió continuar tocando… y poco más tarde le impidió continuar viviendo. A pesar de todo, los guardias de Cracovia tuvieron tiempo de cerrar las puertas de las murallas y pudieron de ese modo repeler el ataque. Desde entonces y en honor al valiente vigía, el hejnal se toca tal y como se escuchó aquel día, terminando de manera abrupta exactamente en la misma nota en la que el vigía dejó de soplar. Cientos de años más tarde sigue siendo así y de hecho, nadie conoce el final de la melodía.

Las minas de sal de WIELICZKA

Pasamos una tarde en las minas de sal de Wieliczka, un pedazo del patrimonio de la humanidad de la UNESCO que recibe 700.000 turistas al año, a una hora en autobús de Cracovia.

Cuenta la leyenda, que la princesa Húngara Kinga, se iba a casar con el gobernador de Cracovia y por eso quería hacerle un regalo. Como no sabía muy bien que regalarle y además, los polacos tenían ya de todo… mmm… un momento!! Los polacos no tenían sal!!! Eeeeequilicua!!! Así que decidió regalarles unas minas de sal ¿pero cómo?. Pues muy fácil. Kinga arrojó uno de sus anillos en lo más profundo de una de las minas de sal de su padre en Hungría, después de lo cual viajó a Wieliczka y pidió a los lugareños que cavaran un profundo pozo. Los mineros pronto encontraron sal, y además, dentro del primer pedazo de sal que obtuvieron, encontraron el anillo que Kinga había arrojado en la mina de su padre. Hubo gran regocijo, porque había anillo para la boda y por la de saleros que iban a llenar.

La princesa Kinga recibiendo el anillo de vuelta.

La mina en sí es interesante ya por el mero hecho de ser una mina de sal, pero lo mejor es que durante todo este tiempo los polacos se dedicaron a escavar galerías, capillas, cámaras, figuras, relieves y estatuas de todo tipo. Para que os hagáis una idea, 327 metros de profundidad, más de 2000 cámaras y 200 kilómetros de pasillos!! Vamos… MORIA!!!!

Gandalf: Let the Ring-bearer decide. Frodo?
Frodo: We will go through the mines.
Gandalf: So be it.
…y así les fue…

Corred insensatos!!

Como dato curioso, comentar que en las minas solo hay estatuas de gente que las haya visitado. Entre los que cabe destacar a Copérnico, Juan Pablo II, Gandalf el Gris y el resto de la compañía del anillo. También que hay restaurantes a más de 100 metros de profundidad y hasta un auditorio con una acústica privilegiada. Desde luego, a quién se le diga… Merece la pena visitarlo!!

Auschwitz

Bien… Llegado a este punto del viaje, hay que aclarar algo. Cracovia y sus alrededores son muy bonitos y hay miles de sitios donde pasar un día estupendo con montones de cosas dignas de visitar. Pero pasar por Cracovia y no visitar Auschwitz es imperdonable. No importa qué más visites o qué más hagas en ese viaje, porque sea lo que sea, probablemente lo que más te impacte sea visitar los campos de concentración en Oswiecim. Tampoco importa lo que hayas aprendido sobre el Holocausto, los libros que hayas leído o las películas que hayas visto. Mientras no visites los campos de concentración de Auschwitz no entenderás del todo lo que significó todo aquello. Sencillamente es una experiencia que te sobrepasa.

Dicho esto, me gustaría decir que ni soy un experto en historia ni nada que se le parezca ni estoy tan bien informado como debería para tratar temas tan serios. Por otro lado, no quiero hacer de mi weblog un sitio lúgubre y poner triste a la gente, así que me limitaré a describir mi visita y a aportar unos pocos datos y punteros hacia fuentes de información.

El nombre original de la población en cuyos alrededores se construyeron los campos es Oswiecim. Los alemanes lo rebautizaron como Auschwitz y construyeron tres campos de concentración llamados Auschwitz, Auschwitz II-Birkenau y Auschwitz III-Monowitz (ademas de unos 40 subcampos adyacentes). De estos, los dos primeros se conservan como museo. Miguel, gran entendido de la Segunda Guerra Mundial, me aconsejó que visitara los dos campos. Mucha gente visita solo el primer campo (que está mucho mejor conservado y es más pequeño, por lo que se visita más rápido) y no recorre los tres kilómetros que hay hasta Birkenau. Miguel me dijo que tenía que visitar los dos campos para hacerme una idea de la magnitud de aquello y tenía razón. Birkenau es impresionante.

Alemán y polaco.

Algunos de los barracones de Auschwitz han sido reconvertidos en salas de exposición, pero conservan en todo lo posible la apariencia que tenían durante la guerra. Nada más entrar en el campo, puede verse en la puerta principal un sarcástico lema Arbeit Match Frei (el trabajo os hará libres) que los prisioneros tenían que leer cada día al tiempo que marchaban al son de la música marcial que tocaba la orquesta del campo (formada por prisioneros, como todo lo que conllevara ejercer cualquier tipo de trabajo).

En los barracones permanece instalada la exposición con la historia del campo. En algunos se pueden ver fotografías, reproducciones en maquetas de los crematorios (que también se pueden visitar) y diferentes pruebas del genocidio, como por ejemplo latas y latas de Zyklon B, el gas del que se llegaron a usar 20.000 kilos tan solo en Auschwitz entre 1942 y 1943. Entre las estancias que me causaron mayor impresión, están aquellas en las que se pueden ver objetos personales de los prisioneros que habían sido requisados por los SS. Los Nazis almacenaban estos objetos y pretendían utilizarlos para sí mismos. Zapatos, enseres para el aseo, ropa, gafas, joyas… Incluso puede verse una enorme montaña de pelo humano que vendían a empresas textiles para fabricar telas.

Los prisioneros que eran trasladados a los campos de concentración no sabían cual sería su destino. Iban engañados, se les decía que serían recolocados en algún otro sitio y una prueba inequívoca de ello es que llevaban consigo hasta sus pertenencias más superfluas, como gomina para el pelo. Cuando se les recogía para llevarlos en tren a los campos, se les hacían escribir su nombre en sus maletas antes de quitárselas para que pensaran que una vez en su destino podrían recuperarlas. El engaño continuaba hasta el punto de que antes de entrar en las cámaras de gas, se les decía que iban a tomar una ducha e incluso les daban jabón y toallas. Como consecuencia, miles y miles de ellos no sabían lo que les ocurriría hasta que era demasiado tarde.

El bloque 11 servía de prisión dentro de la prisión y era escenario para las peores atrocidades y castigos que podáis imaginar. Experimentos médicos, muertes por asfixia, por inanición, por aislamiento sensorial… En el patio de este bloque, tapiado y con las ventanas que dan a él cegadas por tablones, se haya el paredón de ejecuciones donde mucha gente sigue llevando flores y velas.

Paredón junto al bloque 11.

La visita continua en Birkenau, donde todo es similar pero las proporciones son de un orden mucho mayor. Birkenau tenía su propio apeadero de trenes, donde llegaban uno tras otro trenes de mercancías llenos de prisioneros de toda Europa, a menudo después de viajes de más de 10 días durante los cuales los prisioneros no recibían agua o aliento alguno y permanecían agolpados en vagones originalmente diseñados para transportar ganado.

Las vías de Birkenau.

Los barracones de Birkenau fueron diseñados en un primer momento como establos para los caballos que habrían de ser utilizados en la campaña contra Rusia. Se extienden hasta donde la vista alcanza, mires a donde mires.

En Birkenau se pueden visitar las ruinas de las dos enormes cámaras de gas y los cuatro crematorios que había en el campo. Los Nazis los quemaron al final de la guerra con la esperanza de poder borrar las huellas de sus atrocidades. También puede verse un gran monumento de piedra erigido entre las ruinas y dedicado a las víctimas en 1967. En él pueden verse 12 placas con una inscripción conmemorativa traducida a los 12 idiomas correspondientes a las nacionalidades de los prisioneros del campo.

En total se estima que más de un millón y medio de personas murieron en estos campos (80% de judíos), lo que los convierte tristemente en el mayor centro de exterminio de judíos europeos, cuya gran mayoría pereció en las cámaras de gas instantes después de llegar al campo, sin que ni siquiera fueran inscritos en el registro.

En definitiva, muy impactante. Se queda uno sin palabras.

Vamos a ir cambiando de tema que esto es muy chungo…

Más Cracovia

Tras nuestras dos excursiones, reservamos un día para visitar Cracovia más en profundidad, hacer algunas compras y en definitiva, despedirnos de alguna manera.

Cuadracos en las murallas de Cracovia.

Paseamos de nuevo por el centro. Esta vez prestando atención a las fortificaciones medievales y a las murallas de la ciudad, donde los artistas callejeros exponen sus obras para la venta. Llovía, así que tampoco es que pudiéramos hacer un paseo demasiado largo y pausado. Aprovechamos para visitar varias tiendas de artesanía, arte y regalos en las callejuelas que van desde las murallas hasta la plaza. Hay cosas muy bonitas y los precios de cualquier cosa que quieras comprar en Polonia son muy asequibles para el españolito medio™. En general, cualquier cosa que quieras comprar en Polonia te saldrá bastante más barato que en España así que otro punto más para visitar Polonia.

El rastro indoor.

Después de comer seguía lloviendo, así que dimos un paseo indoor por el edificio del mercado en el centro de la plaza. Hay de todo, artesanía, trajes regionales, armas, joyas con ámbar (muy típicas), camisetas, recuerdos, … Yo compré un par de cosillas para mis padres.

Después de consumir fuimos a ver el Wawel, una colina a cuyos pies corre el Vístula y donde se encuentran el castillo real y la catedral y donde según cuenta la leyenda, había también un dragón. Mira tu que de cosas… oye…

Ese tejado que parece de oro… es de oro.

El edificio con la cúpula de oro en la foto, es la catedral. Cuando el rey Segismundo I le hizo el encargó al arquitecto Bartolomeo Berrecci, le pidió que hiciera una de las cúpulas de oro. Bartolomeo se puso manos a la obra con ello. Pero cuando avanzaban las obras, Segismundo I le dijo a Bartolomeo que parecía que no estaba usando suficiente oro y que no tendría suficiente para cubrir toda la cúpula. Bartolomeo estaba convencido de que tenía oro de sobra y no hacía caso de las advertencias de Segismundo. Finalmente acabó la cúpula y no necesitó usar todo el oro que tenía a su disposición. Para demostrar que le había sobrado, decidió fundirlo en un gran bloque que todavía permanece dentro de la catedral. Además, en la torre de la catedral Segismundo mandó instalar una campana forjada con el metal de las armaduras de caballeros que habían dado su vida por defender Cracovia. Esta campana solo se hace sonar en momentos muy solemnes e importantes, como un cambio de Papa o el anuncio del comienzo de una guerra o de la llegada de la paz.

El castillo real es precioso también y alberga las joyas de la corona. Pudimos pasar al patio interior, pero fue una pena que estuviera lloviendo y además, no pudimos ver ni el castillo ni la catedral por dentro. Una lástima.

Desde lo alto de la colina, en las murallas del castillo y en un respiro que nos dio la lluvia, pudimos disfrutar de una preciosa puesta de sol a través de las nubes sobre el río Vístula. Hicimos montones de fotos muy chulas.

Fuego!!

Cuenta la leyenda que en la colina habitaba un dragón que tenía su guarida justo en la falda de la misma, debajo de las murallas del castillo y que se dedicaba mayormente a lo que se dedican todos los dragones. Arrasaba cosechas, aterrorizaba a los campesinos y se comía a la gente, con manifiesta debilidad por las jovencitas.

El rey quería librarse de él como es lógico, pero sus más valientes caballeros no hacían más que morir uno tras otro al enfrentarse con el dragón. Para apaciguarlo, una vez al mes sacrificaban a una jovencita dejándola a las puertas de su guarida. Hasta ahí bien, pero pronto llegó el día que se quedaron ya sin jovencitas. Todas habían sido sacrificadas a excepción de Wanda, la hija del rey. Fue entonces cuando el rey prometió la mano de su hija a aquel que consiguiera librar al pueblo del dragón. Muchos fueron los que lo intentaron porque se ve que la oferta no era nada despreciable, pero ninguno acabó con él.

Hasta que lo intentó un joven aprendiz de zapatero llamado Szewczyk Dratewka. A este muchacho se le ocurrió rellenar una oveja con sulfuro y dejarla en frente de la guarida del dragón. Este se abalanzó sobre ella y se la comió, sintiéndose inmediatamente terriblemente sediento. Para aliviar su sed, se dice que el dragón se bebió la mitad del río Vístula y a causa de ello… reventó! Entonces Szewczyk y Wanda se casaron y vivieron felices y comieron perdices!!

Bueno, hay diferentes versiones sobre la historia del dragón de Wawel… pero esta es la que más mola. El caso es que sea como fuere, a los pies del castillo hay una enorme estatua del dragón que echa fuego por la boca cada poco y todo!! A su lado, hay una cueva que se supone era su guarida, pero no pudimos visitarla porque estaban reformándola.

Después de esto… ya poco más queda que contar de mi viaje a Polonia. A ver que piense… que la cerveza polaca está muy buena y que me ha gustado todo mucho y quiero volver pronto. Aquí voy a dejar este post, que ha sido como un pequeño parto. Me reconcilio de nuevo con este mi weblog y os emplazo para mis futuras entradas, que tengo muchas planeadas.

Abrazaco para todos y… Gracias mil Maya!!!