Monthly Archives: November 2005

Varios

No estás solo

Hoy he encontrado en Blogdecine esta noticia sobre un corto de Daniel Rebner, «Coolness».

Si todavía te resistes a ser un pinpín, urbanita, psicodélico, ultramoderno forjado en lo más profundo del mercado de Fuencarral; Si sigues poniéndote de vez en cuando una camiseta del Decathlon; Si reconoces que te hacen gracia las pelis de Ben Stiller sin sentir vergüenza; Si has salido alguna vez por Móstoles; Si te entra la nostalgia cuando escuchas a Roxette… NO ESTÁS SOLO, este es tu corto.

Puedes verlo aquí.

Me he reido a gusto 😛

Varios

El demonio, lo llevas dentro.

Hace ya más de un mes que he vuelto de Leeds, para los que no lo sabíais. ¿Porqué no he actualizado el weblog desde entonces? Yo también me lo pregunto pero hay preguntas que no tienen respuesta, no sirve de nada darle vueltas. De todas maneras, esta si que tiene una respuesta… que soy idiota. Mientras me curo (que me han dicho que no es fácil) voy a ver si por lo menos remedio lo de mi sequía escritora, que lo de mi idiotez tiene peor pinta.

Bueno, ¿y de qué coño hablas cuando no tienes de qué hablar ni inspiración alguna? Mi musa está fuera sentada en un banco, encogida por el frío y solo asoma la cara por encima de las solapas de su abrigo para darle caladas a un cigarro y mirarme de reojo como diciendo -si es que eres un inútil… de donde no hay, no se puede sacar…

Cuando uno está desanimado, pocas cosas reconfortan más que encontrar alguien que esté peor y yo lo he encontrado hoy leyendo el periódico. He leido una corta entrevista de esas que te hacen plantearte la vida de otra manera. El periódico era el 20 Minutos y la entrevista era a José Fortea, cura y exorcista.

Podéis ver la entrevista original aquí, pero creo que merece la pena diseccionarla poco a poco, a lo Blues For the Red Sun, porque no tiene desperdicio. Así que voy a comentarla entre lineas.

Vamos padentro…

JOSÉ A. FORTEA. CURA Y EXORCISTA Con dos cojones…

Por David Fernández. 10.11.2005 – 02:29h

«Si un niño me habla un latín perfecto, puede que esté poseído»

… y si te habla un francés de suburbio parisino bastante aceptable, probablemente además de poseído esté muy cabreado y te queme el coche.

El Vaticano imparte durante estos meses cursos para sacerdotes en los que se debaten «los aspectos bíblicos, teológicos, científicos y legales» del exorcismo.

No es tontería. Con lo difícil que está el mundo laboral en estos momentos, no hay que hacer ascos a cursos de formación como este. Ya estoy viendo la entrevista de trabajo:

RRHH: … aquí dice que programa usted en 25 lenguajes de programación diferentes, habla 5 idiomas y chapurrea otros 3, tiene experiencia en el sector, ha sido jefe de sección en las tres últimas empresas en las que ha trabajado, tiene usted cartas de recomendación de sus anteriores jefes, es usted simpático que te cagas y guapo a rabiar.

Aspirante: Bueno, yo no diría tanto…

RRHH: Encima modesto!! Me sorprende usted…

Aspirante: Gracias caballero, yo solo hago mi trabajo lo mejor que puedo.

RRHH: Pues resulta impresionante. Sin embargo, no veo nada en su currículum sobre sus conocimientos bíblicos, teológicos, científicos y legales del exorcismo.

Aspirante: Pero eso… vera es que yo…

RRHH: Nunca se sabe…

Aspirante: Joder!

José A. Fortea es una autoridad en la materia y uno de los siete curas españoles autorizados por la Iglesia para exorcizar.

Ah, ¿pero hay otros seis tarados como este en España? Encima seguro que además de los «siete magníficos», hay cientos de ellos ejerciendio sin licencia… como los cirujános plásticos. Una verguenza

¿Existe el demonio?

Por supuesto. Para la Iglesia no es un símbolo, es un ser presencial.

Claro que lo es. No creo que a estas alturas haya alguien que todavía dude de la existencia del maligno. A ese entrevistador que lo echen… porque pregunta unas tonterías…

¿Cómo elige el demonio a sus víctimas?

No se trata de una elección por parte del demonio. Las personas le abren la puerta. La brujería, el espiritismo, el santerismo, la ouija… todas son invitaciones al diablo.

Si si, y no hay que olvidar las ingenierías técnicas, las películas en versión original y los bailes agarraos. Todo eso son invitaciones al diablo… ¡ah! ¡y ducharse en el gimnasio sin chanclas!, que también es práctica de riesgo.

¿Cómo sabe si una persona está poseída?

Hay que saber distinguir muy bien si una persona está poseída o sólo tiene problemas mentales. He visto muchos casos en los que el único problema era psiquiátrico. Hay que hacer una serie de pruebas para confirmar la presencia del diablo.

Los hay con suerte que solo tienen problemas mentales. Lo malo sería que estuvieras poseído… eso si que es un problema. Ya no por ti solo, también por el disgusto que se iba a llevar tu madre.

Madre-1: Por cierto, ¿Qué tal tu niño?

Madre-2: ¡Ay!, no me hables… ¡Qué disgusto más grande tengo con el! Está poseído.

Madre-1: Ya te dije que no le dejaras estudiar informática. ¿Quién da la vez?

Madre-2: Para el pescao yo, para los congelaos está aquella señora de verde…

¿Qué pruebas?

Es mejor no decirlo para que los poseídos no modifiquen su comportamiento.

!Ya te digo! Que están poseídos, pero no son tontos.

Pero habrá síntomas que le den pistas.

Por supuesto. Vómitos, levitaciones, incluso vómitos de objetos como clavos y cristales. Los poseídos hablan lenguas que desconocen. Si un niño me habla un latín perfecto, es muy probable que esté endemoniado.

También puede darse que un ingeniero industrial te programe en python. Eso es cuando menos, sospechoso. O también si un desconocido te regala flores… por ejemplo.

¿Cómo es el ritual?

Primero se pide perdón a Dios, se lee la Biblia y se reza la letanía de los Santos. Al final se hace una conjuración a Dios para que el demonio abandone el cuerpo.

Todo esto con la Cope de fondo. Aunque al precio que están los pisos, a veces es más que difícil hacer que los demonios se marchen. Se han dado casos de familias enteras de demonios que no se han marchado de un cuerpo hasta que no les han puesto un piso de proteción oficial y una vez que se lo han dado se van ciento y la madre a vivir ahí y se llevan hasta el burro y lo dejan en el balcón. Una vez ahí se llevan mal con el resto de los vecinos porque trapichean con chatarra, aparcan mal la fragoneta y esas cosas. Es un dramón.

¿Y siempre lo hace?

Hay casos más complejos que otros. Un exorcismo puede durar de horas a meses. En siete años he hecho cerca de 30. Ninguno ha acabado con la muerte del poseído.

En siete años ha hecho 30… Vamos, se habrá herniao. Si ya lo dice el dicho: el sueldo de un ministro, las vacaciones de un maestro y el trabajo de un cura.

¿Qué parecido hay entre la realidad y las películas?

Muy poco. La única que se asemeja, por los ritos, es El exorcista.

¡Qué manía de comparar siempre la realidad con las películas! Si el tamaño no importa…

Bio. Sacerdote de 37 años, teólogo especializado en demonología. Párroco en Villalbilla, en Madrid.

Joder, se lo rifarán las ETTs.