Monthly Archives: March 2008

Opinion Varios

Tragándonos la Guerra

Acabo de terminar de ver Buying the War (o en youtube), de Bill Moyers, un periodista independiente Estadounidense.

Este documental, de abril de 2007, cuenta cómo se comportó la prensa del país mientras el gobierno de Estados Unidos decidía, preparaba y perpetraba la invasión de Iraq.

Es sencillamente vergonzoso.

Me gustaría comentaros un detalle que lo resume todo:

En un momento de la película, cercano al final, Bill Moyers habla con Phil Donahue, que tenía un programa en la NBC por aquel entonces.

Donahue era uno de los pocos que cuestionaban la actuación y los motivos de la administración Bush. A menudo, llevaba al programa invitados anti-guerra, anti-bush y en general, promovía un tipo de pensamiento escéptico que iba claramente en contra del resto de medios de comunicación en Estados Unidos.

22 días después del comienzo de la invasión, el programa de Donahue (con buena audiencia) fue retirado.

Un memorandum de la cadena decía literalmente:

“Donahue presents a difficult public face for the NBC in the time of war. At the same time our competitors are waving the flag at every opportunity”

“Donhue representa una imagen pública comprometida para la NBC en tiempos de guerra. Al mismo tiempo, nuestros competidores enarbolan la bandera siempre que tienen oportunidad”

Cuando Moyers se lo lee a Donahue, y le pregunta qué piensa al respecto, le pregunta si piensa que ha sido retirado por antipatriota. Donahue contesta:

“Not only unpatriotic, but is not good for business”

“No sólo es antipatriota, sino que tampoco es bueno para el negocio”

Amigos, lo peor no es que la prensa no estuviera decantada hacia un lado o el otro por motivos políticos, humanos, sociales… o porque, sencillamente estuvieran equivocados.

Lo peor es que en aquel momento, todos los medios de comunicación estadounidenses, todos… decían lo mismo, porque era lo que vendía. Ni siquiera resulta ser prensa de derechas, de izquierdas o inepta. Es una máquina de hacer dinero, como todo en este mundo.

Es demoledor.

Este que os comento es sólo un detalle, pero el documental está plagado de curiosidades esperpénticas. Cuando hablo con gente sobre estos temas, una idea se repite una y otra vez: la mentira y la patochada es tan grande y está tan cerca y tan clara… que cuesta verla.

Para muestra, otro botón:

Cuando Collin Powell se dirigió a las naciones unidas durante una hora y media para convencerles de que Iraq estaba creando armas de destrucción masiva, uno de sus principales apoyos era un dossier creado por el servicio de inteligencia británico.

Bien, pues este dossier, ha resultado ser en gran parte un copia y pega (errores tipográficos incluidos) de una tesis doctoral de un estudiante californiano, tesis que por cierto estaba totalmente desactualizada. El resto del informe, fue recolectado de diferentes revistas y portales de Internet.

Esto ha sido admitido incluso por Downing Street y está más que corroborado y difundido.

Pero lo más preocupante es una vez más, la actuación de la prensa estadounidense. Puesto que tan sólo días después de la intervención de Powell, la prensa británica se dio cuenta de que el informe había sido plagiado. Entonces los ingleses lo airearon, lanzaron preguntas del tipo: Si se apoyan en esta mierda para respaldar sus conclusiones ¿qué no habrán hecho con todo lo demás? Opiniones como estas estaban disponibles a la opinión pública del Reino Unido, otra cosa es que calaran o no, pero había voces en ese sentido.

Mientras tanto al otro lado del charco, en esos días que siguieron a la exposición de Powell, los 22 (22!!!) periódicos más importantes de los Estados Unidos, alababan y elogiaban la exactitud y rigurosidad de la intervención de Powell.

o_O

Los que se benefician de la guerra no están sólo en el negocio de la guerra, ni los mentirosos están sólo en el negocio de la política.

Aparte ya de lo que se comenta en este documental, desde marzo de 2003, la guerra se ha cobrado (oficialmente) 4000 muertos y 30000 heridos por parte de Estados Unidos, aunque por supuesto, probablemente serán muchos más. Es muy difícil de contabilizar.

En cuanto a bajas Iraquíes, una vez más, las diferentes fuentes no se ponen de acuerdo. Pero algunas estimaciones van desde los 151000 reportados por el Ministerio de Salud Iraquí a comienzos de 2008, los casi 90000 que aparecen en Iraq Body Count (un proyecto que recoge las cifras observadas y difundidas por la prensa de habla inglesa desde el comienzo de la guerra), o la demoledora encuesta llevada a cabo por Opinion Research Business una empresa de estudios estadísticos de Londres, que eleva a 1.2 millones de muertos la cifra actual.

El coste afrontado por Estados Unidos, hace mucho tiempo que superó el medio billón de dólares (billón, de millón de millones, no de mil millones).

Estamos ante el negocio de la guerra continua que se describe en 1984, de George Orwell. ¿Quién se beneficia de este negocio? Pues los de siempre… y a la cabeza, el grupo Carlyle, de la familia Bush, que maneja más de 75000 millones de dólares en activos y se ha dedicado a comprar y vender empresas dedicadas al negocio militar desde comienzos de los 90.

Blanco y en botella…

Es curioso ver cómo funciona todo esto. Es decir, no estoy descubriendo nada nuevo… pero resulta sangrante conocer los detalles.

Documental muy recomendable.

Por cierto, necesitamos un ejército de ninjas anti-sistema que acabe uno a uno con todos estos… o estamos todos muertos.