Category Archives: Motos

Motos Varios Viajes

No puedo ver The Long Way Around!

Llevo años haciendo mis pinitos como motero viajero. No tengo un currículum impresionante, pero tengo el mío. Empecé yéndome a Irlanda a través de Francia hace unos años para una breve estancia de investigación. Me divertí conduciendo en Irlanda y descubriéndola poco a poco, los fines de semana. Más tarde, aproveché un viaje de trabajo a Munich para recorrer gran parte de Los Alpes en moto. Una época en la que aprendí mucho y me empezó a picar de verdad lo de viajar a lo grande en moto.

Durante 2010 hice un alto en el camino y tuve ocasión de enfocarme en un viaje mucho más potente. Me marché a Sudamérica e hice un viaje de casi dos meses desde Ushuaia a Cuzco. De aquella experiencia guardo muchos amigos, un vídeo más o menos chulo, una entrevista, algunas fotos y gran parte de la poca (o mucha) experiencia que tengo.

Al volver de aquello, incluso hice un pequeño amago de dedicarme a las motos profesionalmente y aunque después de probarlo ya me lo quité de la cabeza y ahora estoy trabajando en “lo mío”, mis compañeros en Igalia debieron flipar cuando mi primera presentación nada más entrar, todavía hablaba de viajes en moto.

Desde entonces, he seguido aprendiendo, he seguido montando y he cambiado de moto. Por fin tengo la moto que siempre había querido tener, mi BMW R1200GS con la que llevo ya más de un año. La disfruto mucho cuando monto el día a día, cuando salgo con amigos y cuando he podido hacer algún pequeño viaje por España. Lo único que tiene “de malo” es que tenerla ahí en el garaje te hace fantasear con todos los lugares que te estás perdiendo por estar aquí, por quedarte en casa. Te hace pensar que llega a ser un sacrilegio tener ese pedazo de burra y usarla para ir a recados. Cuando lo que de verdad está pidiendo es que atravieses con ella todos los países que acaban en -stan.

Nunca he dejado de pensar en viajar en moto a lo grande. Nunca he perdido la esperanza de poder hacer un día un viaje realmente épico montado en mi propia moto y a mi libre albedrío. Tal vez no sea el momento, tal vez no tenga dinero, tal vez tenga compromisos familiares, profesionales, compromisos conmigo mismo, tal vez no sea un gran piloto, tal vez no sea un gran viajero… pero soñar es gratis. Incluso tengo un fichero de org-mode con lo que sería el primer borrador de un plan para dar la vuelta al mundo en moto (hay gente que se entretiene en cosas peores).

En una tarde tonta de lluvia y descanso, por fin me he puesto el primer episodio de The Long Way Around. Algo que había estado posponiendo desde el 2006, cuando me enteré de que existía el documental. Durante todo este tiempo he evitado verlo sin saber muy bien por qué, de manera inconsciente. Mucha gente me ha hablado de él y estaba seguro de que tenia que verlo en algún momento. Pero algo me lo impedía y yo no me daba cuenta de qué era, aunque lo sospechaba.

Pues bien, hoy puedo afirmar que lo paso mal viendo el documental. Lo paso realmente mal por la envidia y me cuesta luchar contra el impulso de mandarlo todo a tomar por culo y desaparecer dos años en moto, volver convertido en lo mejor que pueda llegar a ser y con el culo pelado y el corazón lleno de sensaciones. Me falta tiempo para comprar mapas, hacer cursos, ponerme vacunas, pedir visados y pasar los mejores y los peores momentos de mi vida.

Algún día, quizás.

Motos Varios

The Snake: valiosísima lección motera

Desde que monto en moto (hace ahora 6 años) creo que he ido aprendiendo poco a poco, lento pero seguro. Está claro que me queda mucho por aprender, pero estoy en un buen momento en el que empiezo a entender muchas cosas.

Entiendo lo suficiente al menos, para reconocer una buena lección motera cuando la veo y hoy he encontrado una pequeña joya de la didáctica motera en forma de lista de reproducción de YouTube.

Existe una famosa carretera en Los Angeles llamada Muldholland Highway que cruza las montañas de Santa Mónica cerca de Malibú. Parte de esa carretera, tiene el sobrenombre de The Snake (la serpiente) por lo sinuoso del trazado.

Por lo cerca que está de núcleos urbanos y al mismo tiempo atravesar un parque natural de montaña, la serpiente está siempre repleta de amantes del motor que se acercan a disfrutar de sus curvas, evadiéndose de la mole de asfalto que es Los Angeles. Como no podía ser de otra manera, muchos de ellos son moteros… de todo tipo. Unos son más expertos, otros menos, unos llevan mejores motos, otros peores, unos son más quemados, otros son más prudentes.

Uno de los asiduos a estos fines de semana de sol, curvas y motos es el usuario de YouTube rnickeymouse. Este cineasta acostumbra a apostarse en una de las curvas más comprometidas de la serpiente y rueda imágenes de todo lo que pase rodando por allí.

Esta es la curva en cuestión.


View Larger Map

En su canal pueden verse curiosidades de todo tipo, desde Jay Lenno montando en un extravagante clásico a inusualmente cortas persecuciones policiales.

Pero si montas en moto, no deberías perderte esta lista de reproducción en la que rnickeymouse ofrece un compendio de las muchas caídas en moto que ha tenido oportunidad de grabar. La mayoría de ellas son arrastrones ocasionados por la pérdida de tracción en al menos una de las ruedas (lowside). Resulta uno de los accidentes más típicos cuando se empieza a inclinar bastante la moto y no se hace bien.

Los vídeos son cortos (por debajo de un minuto, de media) y suelen tener una repetición a cámara lenta y un comentario en la descripción con las primeras hipótesis sobre las causas de las caídas. 23 vídeos que te llevarán menos de media hora ver y gracias a los cuales es posible que entiendas los mecanismos de una caída de este tipo. Sin duda merece la pena.

La lista de reproducción

No os perdáis los comentarios viendo la lista de reproducción directamente en YouTube, sobre todo los mejor puntuados. Mucha gente comenta sobre las posibles causas de cada una de las caídas y se intercambian opiniones sobre cómo se podrían haber evitado (aparte de los típicos comentarios estúpidos de siempre ;).

Personalmente, creo que la causa de la inmensa mayoría de estas caídas en las que todo parece ir bien hasta que de repente la moto está en el suelo, es una mala posición encima de la moto. Diría que el 80% de la gente que aparece en estos vídeos, está inclinando demasiado la moto en una postura errónea: con los brazos tensos transmitiendo demasiada presión al manillar; descolgando el culo pero dejando el torso encima de la moto; o no transfiriendo correctamente el peso al interior de la curva, que es precisamente lo que permite ir más rápido inclinando menos, aprovechando la mejor parte del neumático y permitiendo tener mejor tracción.

El otro 20% de los errores se reparte entre (o se combina con) otros fenómenos tales como: fijar la mirada en el obstáculo, que irremediablemente nos lleva a ir hacia él; falta de suavidad en el acelerador, que debe ir suave y progresivo en las curvas, sin cortes bruscos; o incluso errores al cambiar de marcha. Todo ello muy interesante de observar también.

Para que no todo sean caídas, os recomiendo no perder detalle de este otro vídeo en el que el usuario de YouTube quickvr4 hace una pasada magistral por esa misma curva. Fijaros bien como justo en el punto donde todos los demás se caen por intentar inclinar un poco más la moto, él precisamente lo que hace es descolgarse un poco más, para permitir que la moto se levante lo justo para no perder tracción. Es toda una lección de postura en curvas en una sola pasada 🙂

Para el que quiera profundizar en el tema de la postura en curvas (que me tiene ahora mismo bastante interesado), le recomiendo que eche un vistazo a este otro vídeo donde explican la teoría bastante bien.

Aparte de esto, nada puede sustituir a la práctica. Claro está. Pero salir a la carretera sabiendo de antemano qué tenemos que corregir y evitar, es el complemento ideal para nuestro instinto y capacidad de imitación.

Yo por mi parte estoy sopesando seriamente hacer una potente inversión en cursos en circuito. No para aprender a ir más rápido, sino para aprender a ir más seguro cuando voy rápido 😉

Probablemente acabe haciendo el curso de la California Superbike School cuando tenga oportunidad, pero mientras tanto, acabo de encargar los dos míticos libros de Keith Code, fundador de la famosa escuela, A Twist of the Wrist I & II.

Ya os contaré qué tal están 😉

Motos Varios

El Viento en Moto: experiencias y consejos

Yo pensaba que el Mistral (primo del Cierzo) en el sur de Francia me había servido para curtirme en eso de montar en moto con viento… ¡Hasta que llegué a la Patagonia! Donde lo del viento cobra sin duda otra dimensión.


Patagonian Wind, originally uploaded by Teosaurio.

En algunas de las carreteras del sur de Chile y Argentina, los moteros sencillamente viven inclinados. En la hostería de Cerro Sombrero, cerca del Estrecho de Magallanes, en la Tierra del Fuego chilena, Jaime, mecánico de Motoaventura me contaba como había visto caer un grupo entero de 11 motos una detrás de la otra, en parado (ktm 990 adventure y bmw r1200gs y f800gs). Sin poder hacer nada.

Más tarde en el paso de Las Llaves, bordeando el Lago General Carrera, en la Carretera Austral, pude experimentar rachas tan fuertes que no dejaban avanzar la moto por el tortuoso camino de grava. Lo pasé realmente mal en un momento dado en que me quedé parado sujetando la moto sin poder avanzar y sin poder bajarme. Tan solo subido en la moto, sujetándola e intentando no irme al suelo mientras pasaba la ráfaga.

Allí los árboles crecen derramados en la dirección del viento:

Wind Grown Trees
Patagonian Wind, originally uploaded by Teosaurio.

Así que desde mi humilde experiencia, aquí van algunos consejos para montar en moto con viento:

  • No la vendas. Sí, la moto es especialmente sensible al viento. Sí, es una gaita. Pero ¡claro! ¡Es una moto! No creo que pensaras en venderla el primer día que lloviera 😉
  • Hay que coger confianza. Sentir como normales los vaivenes y no tener miedo. Es cierto que puedes perder “un poco” de control, pero verás que la experiencia y los kilómetros te darán confianza para que esa sensación no sea tan intimidante. Confía en ti y en la moto. Que no vas a salir volando.
  • Hay que distinguir entre el viento racheado y el viento constante. El primero es mucho más peligroso incluso si es menos intenso. Asusta, obliga a corregir súbitamente y puede hacer que bajes la guardia entre racha y racha. Así que hay que mantenerse alerta. El viento constante es más manejable si su velocidad entra dentro de lo razonable. Se puede corregir la posición en la moto (sobre todo en largas rectas) y sencillamente ir inclinado.
  • Más tracción, menos velocidad. Evidentemente hay que reducir la velocidad, como ante cualquier situación anormal o de peligro. Pero casi más importante que no correr es circular más alto de vueltas. Con más tracción y capacidad de reacción. Hay que llevar la moto viva, para no quedar a merced del viento. Cortar gas es probablemente lo peor que puedes hacer cuando te topas con una racha de viento fuerte. Llevar el motor despierto te da un arma más para corregir la moto.
  • Vigilar al pasar por puentes y túneles y al entrar en gargantas y valles. Los cambios súbitos de orografía a nuestro alrededor pueden de repente darnos abrigo del viento o quitárnoslo. Tan peligroso puede ser sentir un viento fuerte de repente, como dejar de sentirlo súbitamente. Hay que prever estas sacudidas y estar preparado.
  • Vigilar mucho al adelantar o cruzarse otros vehículos, especialmente camiones. Al adelantar o cruzarnos con otros vehículos hemos de dar por sentado que van a causar una turbulencia. Al cruzarse con un camión de frente, habrá que unir al viento, la turbulencia que habitualmente provocan. Al pasar un camión, dependiendo de donde venga el viento, podemos sufrir un fuerte efecto de succión al terminar de pasarlo o dificultades para volver al carril.
  • Otras consideraciones. Hay que tener en cuenta que equipajes, carenados y acompañantes, hacen efecto vela y potencian el efecto del viento. Llevar una posición más recogida en la moto, dejar más espacio con otros vehículos… en definitiva, estar más alerta.

HTH.

Suerte y gasolina!