Tag Archives: viajes

Motos Varios Viajes

Finales, interrupciones y comienzos [Era Alpes en moto 2008, parte III]

Casi dos años después de la última entrada, uno no sabe muy bien como empezar…

No sé exactamente por qué dejé inacabada la crónica de mi viaje en moto a Los Alpes. Puede que fuera la vorágine de la vuelta al trabajo, el perfeccionismo mal entendido que hace que aplace las cosas cuando sospecho que no las voy a poder hacer como quiero o puede que ya por aquel entonces empezara poco a poco a fraguarse en mi interior el deseo de pasar cada vez menos horas delante de una pantalla. Como las horas de trabajo no podían ser otras, pues puede que recortara las de ocio, incluyendo las que dedicaba a mi blog.

Sea como fuere, el caso es que lo dejé ¿Qué hago aquí ahora? Pues puede que sea maniático y no sea capaz de hablar de mis nuevos viajes sin terminar crónicas abiertas. Tal vez haya pasado todos estos meses pensando -en cuanto tenga un hueco, lo termino- y ahora necesite cumplir conmigo mismo. Puede ser también que quiera recuperar el hábito de escribir mis periplos porque pronto me veré de nuevo en la carretera.

No lo sé, pero voy a ver qué sale de esto.

Creo que una de las razones por las que no he echado tanto de menos mi blog todo este tiempo ha sido el boom de las redes sociales. Entre Facebook y Twitter, he escrito mucho. Mucho más de lo que habría tenido que escribir para rematar la crónica de mi viaje. He comentado sobre películas, escrito reseñas de libros, puesto enlaces, subido vídeos, fotos… prácticamente he publicado mi vida (pública). Todo eso me ha mantenido ocupado y ha saciado mi hambre de “crear”, de participar.

Aunque en todo momento era consciente de que no es lo mismo twittear que escribir los extensos artículos plagados de anécdotas y detalles con los que os martirizaba. Pero ahora no estoy trabajando y Bertrand Russell me recuerda que no he de tener remordimientos por querer ser creativo durante una ociosidad que hasta se ha atrevido a elogiar.

Así que me veo frente a al esqueleto de la entrada que habría de ser Alpes en moto 2008, parte III (los títulos de las etapas por días, junto con sus trazados en Google Maps) y he pensado hacer un experimento: microblogging 2.0 en diferido de lo que falta por contar de aquél viaje, jornada por jornada.

Revisando las notas que tomaba en mi cuaderno durante las paradas para recuperar la inspiración y poder escribir algo que le hiciera justicia a uno de mis mejores viajes hasta la fecha, me di cuenta de lo mucho que aquellos renglones dirigidos a mi otro yo en el futuro, se parecían a un timeline de twitter. Así que por extraño que parezca, porque me lo debo a mi mismo y porque me da la gana, voy a tratar de terminar de contar aquel viaje ahora, como si lo hubiera hecho entonces. Sin consultas posteriores a la wikipedia, intentando no teñir los sentimientos, temores y alegrías de aquellos momentos con el transcurso de los meses: trayéndolos congelados en mi viejo cuaderno de espiral, en trinos de 140 caracteres.

A ver qué tal sale…

[Esta es la tercera parte del relato de mi viaje en moto por los Alpes en Junio de 2008. Puede que quieras leer la primera parte, la segunda parte, echarle un vistazo a las fotos o ver un improvisado vídeo con una banda sonora peculiar…

… si además te gusta leer twitteos chorras, sigue leyendo ;-)]

14 Junio: Salorno – Ruta por las Dolomitas – Salorno (220 kms)

teoromera Día 14, después de Bolzano ~220 kms
about 2 years ago via his road notes

teoromera Acojonante ruta de 3h40m desde Bolzano, por las Dolomitas.
about 2 years ago via his road notes

teoromera La BMWR1200GS es LA MOTO, pero la mía no está mal. Se sale en los puertos, recupera que da gusto y no pesa tanto para bajar.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Me daba algo de miedo esta mañana, pero a medida que avanzaba el día, me he ido soltando. La bajada a Ponte Gardena… PAVOROSA!!
about 2 years ago via his road notes

teoromera A menudo pienso “como si llevaras paquete” (para no enciscarme). Pero me pregunto qué diría mi paquete tras la bajada a Ponte Gardena 😛
about 2 years ago via his road notes

teoromera Cagadas de Teo: Olvidarme el forro en el hotel.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Cagadas de Teo: Tirar pocas fotos (estába ocupado jugándome la vida).
about 2 years ago via his road notes

teoromera Cagadas de Teo: No haber hecho esto ayer, no haberlo hecho antes!
about 2 years ago via his road notes

teoromera Ruta de retales de otras rutas. Confeccionada sobre la marcha, hablando con otros moteros, mapa en mano.
about 2 years ago via his road notes

teoromera RT @moteroanonimo: Any road here is biker’s heaven!!
about 2 years ago via his road notes

teoromera Bolzano, biergarten con entrecot 😉
about 2 years ago via his road notes

teoromera Al final del día es cuando más te animas. Pero es también al final del día cuando es más fácil cometer errores (como en el snow).
about 2 years ago via his road notes

teoromera JODER!! PARECE QUE LLEVO AÑOS FUERA!! Y SON SOLO 4 DÍAS!!!!
about 2 years ago via his road notes

Fotos de la zona.

15 Junio: Salorno – Innsbruck (200 kms)

teoromera Por las rutas del vino hasta Merano.
about 2 years ago via his road notes

teoromera pequeño error :-S
about 2 years ago via his road notes

teoromera Estupendo, me nieva en pleno Junio en Jaufenpass.
about 2 years ago via his road notes

teoromera La bajada en cambio ha sido divertida!
about 2 years ago via his road notes

teoromera Paso desde Brenero a Insbruck, carretera divertida.
about 2 years ago via his road notes

teoromera En la casa de Martin!!
about 2 years ago via his road notes

teoromera Buena gente y buena cena.
about 2 years ago via his road notes

teoromera CENAMOS SCHNITZEL A INCREIBLE PRECIO!! 38 € 3 PERSONAS!!!!!
about 2 years ago via his road notes

Fotos de la zona.

16 Junio: Innsbruck – Munich (140 kms)

teoromera Por la 177. Luego por la 11.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Bonita primera parte.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Lagos Walchensee y Kochelsee.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Después de los lagos, aburrido y mucho, mucho frío.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Me pierdo Deutsche Alpenstrasse hacia Bad Tolz 🙁
about 2 years ago via his road notes

teoromera Una señal de límite de velocidad para tanques en Mittenwald 😛
about 2 years ago via his road notes

teoromera Pocas fotos. Día gris y duro. Mucho frío :-/
about 2 years ago via his road notes

teoromera Biergarten a 17 kms de Munich (me quedaría aquí a echar una siestecilla)
about 2 years ago via his road notes

teoromera Estos vendrán muy tarde!!!
about 2 years ago via his road notes

teoromera Hoy lo he pasado mal con el agua :-/
about 2 years ago via his road notes

teoromera Qué brutitos son los alemanes… vaya postre me acaban de poner!!!
about 2 years ago via his road notes

teoromera En Irlanda veía motos de mierda pero por aquí no se andan con chorradas.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Mi madre me dice todos los días que me busque un amigo para estas cosas. Pero no me sale 🙁 y tampoco me sale novia 😛
about 2 years ago via his road notes

teoromera Arnulfstrasse, 102 youth hostel.
about 2 years ago via his road notes

17, 18, 19 Junio: Munich (0 kms)

teoromera Qualipso A8, Munich.
about 2 years ago via his road notes

teoromera COFFE BREAK!!
about 2 years ago via his road notes

teoromera Lavar la ropa. Rehacer las maletas. Planear un poco la ruta.
about 2 years ago via his road notes

Fotos de la zona.

20 Junio: Munich – Salzburgo (200 kms)

teoromera Mañana munichesa.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Me confundo al salir de Munich. Cojo la A8 a Salzburgo unos kilómetros. Tampoco viene mal…
about 2 years ago via his road notes

teoromera Llego a Rosenheim y cojo la 15 a Wasswerburg. Muy chulo, entre pueblecitos con la puesta de sol.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Luego cojo la 304 hacia Traunstein. Me desvío en Obing para pasar por el lago y luego la vuelvo a coger.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Hablo mucho con unos locales. Me recomiendan la cena 🙂
about 2 years ago via his road notes

teoromera Cena 20 € Snichtzel no credit card. Hostal 42 € con desayuno.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Planeo quedarme un día más para hacer el Grossglockner
about 2 years ago via his road notes

teoromera Tarjeta SD de 2 Gb a la buchaca.
about 2 years ago via his road notes

Fotos de la zona.

21 Junio: Salzburgo – Grossglockner Hochalpenstrasse – Salzburgo (320 kms)

teoromera Me despiertan los gallos del Hostal, debajo de mi ventana 😛
about 2 years ago via his road notes

teoromera Día de calor, 15ºC en el Grossglockner
about 2 years ago via his road notes

teoromera El día pinta raro la primera media hora. Me pierdo un pelo y paso calorzaco.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Pero los paisajes hacia el Grossglockner no tienen precio 😀
about 2 years ago via his road notes

teoromera Llego al Grossglockner: moteros 1000!!!
about 2 years ago via his road notes

teoromera Muchos coches también. Es sábado y hace muy buen día.
about 2 years ago via his road notes

teoromera No le pillo el truco a la IXUS. Me quema muchos cielos y cosas que no son cielos.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Biker’s Point. Llenito de moteros. Subiendo adelanto a unos españoles y me hago una foto con ellos arriba.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Increible la cantidad de moteros viejunos que veo… y chicas y señoaras mayores (paquetes y no).
about 2 years ago via his road notes

teoromera El G. Está casi todo el tiempo cubierto por una nube. Así que no tengo foto del pico :-/
about 2 years ago via his road notes

teoromera Increible foto de la tornante desde Biker’s nest.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Subida al glaciar. Túneles, frío. Marmotas. 2700 mts.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Laguitos y una presa.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Nieve y quitanieves!! Carreteras limpias 😉
about 2 years ago via his road notes

teoromera Una pena el vídeo subiendo. Pensé que se me caía la cámara. Pero no puede ser… con la visera bajada. Se ve el cuentakilómetros a 104 en algunos puntos.
about 2 years ago via his road notes

teoromera A lo largo del día me envalentono más. Bajar es ESCALOFRIANTE!! ROZO CON LA BOTA EN LAS HORQUILLAS!!
about 2 years ago via his road notes

teoromera Cuando me iba a marchar, decido volver a subir. Me lo estoy pasando como un enano!!
about 2 years ago via his road notes

Fotos de la jornada en el Grossglockner.

teoromera He llegado aquí como a las 11.00. Son las 16.30 y sigo curveando. Estoy reventado.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Cualquier cosa que empiece a las 9.00 ha de terminar necesariamente a las 17.00, ya sean reuniones de Qualipso o excursiones en moto.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Estoy muy cansado y se me cae la moto en la gasolinera 🙁 Sin consecuencias, se dobla el selector. Pero se endereza con la mano.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Me duermo y me aso volviendo a Salzburgo. Así que me paro en un gasthouse para tomar café y tarta de chocolate y recapitular.
about 2 years ago via his road notes

teoromera TEO… ESTÁS DE VACACIONES. Sólo te tienes a ti mismo y es un viaje arriesgado. RELÁJATE Y DISFRUTA.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Por cierto los guantes Rukka que compré en Munich son cojonudos. Está un poco duros todavía, pero son la leche.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Salzburgo. Esta vez sí 😉 Aparco en Karajan Platz.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Visito los monumentos y callse. Universidad, puesta de sol en el río, casa natal de Mozart, calle de las compras.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Veo la 1ª mitad del Rusia-Holanda en una pantalla gigante al lado de la catedral.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Los monumentos están rodeados por los stands del europeo de fútbol.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Ceno en un popular biergarten, al anochecer con vistas a la catedral. No sale caro.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Relax!!!
about 2 years ago via his road notes

Fotos de la zona.

22 Junio: Salzburgo – Wallgau (300 kms)

teoromera Me levanto sin tener ni idea de a donde voy. A las 14.50 estoy comiendo en Cafe Imbiss cerca de Bayrischzell, en una estación de ski.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Por cierto, 11.50 € ensalada, salchichas, café y Apfelstrudel.
about 2 years ago via his road notes

teoromera El día está siendo inmejorable. Lo único malo, el calor.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Cualquier cosa que empiece a las 9 ha de ir de 9 a 1 y de 2 a 5.
about 2 years ago via his road notes

teoromera He decidido seguir la Deutsche Alpenstrasse. Un acierto.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Me estoy planteando seriamente rutear en pantalones de vestir…
about 2 years ago via his road notes

teoromera Sigo la DA. Muy chulas algunas partes, otras llenas de coches y mucho calor.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Parece un poco chorra visitar lagos. Total, no me paro a bañarme…
about 2 years ago via his road notes

teoromera No sé muy bien dónde ir mañana y tengo la sensación de que hoy he perdido un poco el día.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Puede que Constanza/Selva Negra y luego Suiza sea demasiado.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Por otro lado, me he dejado el oeste de Austria sin visitar…
about 2 years ago via his road notes

teoromera Qué cojones hago aquí?!?!?
about 2 years ago via his road notes

teoromera Estoy comiendo como un animal. Me acabo de pedir una ensalada, más que por hambre, porque luego tendré hambre.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Por cierto, me hospedo hoy en un gasthaus muy coquetuelo 42 € con desayuno.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Me molestan las moscas, pero un señor a mi lado tiene 1000 posadas en la cara y le da absolutamente lo mismo.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Tengo que hacer más fotos.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Qué hago mañana? Bueno, hoy el día no ha salido tan malo…
about 2 years ago via his road notes

teoromera Puede que sea buena idea preguntar a moteros o en la oficina de turismo.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Joder qué buena la ensalada!!!
about 2 years ago via his road notes

teoromera A dónde iría un motero? Selva negra vs. Andermatt. Pasando ya de Austria.
about 2 years ago via his road notes

teoromera No he llegado a usar la vignette de la autopista de Austria. No pisé la autopista.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Pasar de Austria ya, no es tan grave… ya me he hecho el Grossglockner 😉
about 2 years ago via his road notes

teoromera Madre mía me había olvidado del España-Italia. Hay unas 20 personas viéndolo en la tele del hotel.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Son italianos!!! Al ver que yo era español ha sido la rision!!!
about 2 years ago via his road notes

teoromera El camarero me acaba de traer un cenicero… a la calle!!!
about 2 years ago via his road notes

teoromera Un venezolano me presenta a un gambiano.
about 2 years ago via his road notes

Fotos de la zona.

23 Junio: Wallgau – St. Moritz (330 kms)

teoromera Un viejo con un sombrero de paja sentado en el garten…
about 2 years ago via his road notes

teoromera Bernard, 62 años. Dueño del Post Hotel. Cuando me quiero dar cuenta se ha ofrecido a llevarme de ruta.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Se convierte en Super Bernard!!! No hay quien le siga en estas curvas!!!
about 2 years ago via his road notes

teoromera Disfrutamos del paisaje. Entramos con dos ferraris detrás de nosotros en un túnel. COMO RUUUUUGEEEEEEEEEN!!!!
about 2 years ago via his road notes

teoromera Tomando algo con Bernard en un paso de montaña.
about 2 years ago via his road notes

teoromera RT @Bernard: I’ve had a good life. I am satisfied.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Me promete mejores carreteras si vuelvo.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Acabo de decidir que me voy a Suiza. Dejo la Selva Negra para otra ocasión.
about 2 years ago via his road notes

teoromera SD de 2 Gb 8 €. Spagetti + 2 bebidas + café, 15 € en Landeck.
about 2 years ago via his road notes

teoromera St. Moritz. Duermo en albergue en Berninapass, pasado Pointresina.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Ceno en un restaurante en el mismo paso de Bernina. Estoy harto de Schnitzel… y voy y pido escalope a la milanesa 😛
about 2 years ago via his road notes

teoromera Venir desde Austria ha sido divertido excepto por un pequeño chubasco tormentoso antes de la frontera y por las obras hasta St. Moritz.
about 2 years ago via his road notes

teoromera El albergue tiene una habitación muy chula. 78 F ~ 50 €
about 2 years ago via his road notes

Fotos de la zona.

24 Junio: St. Moritz – Ruta por los puertos – St. Moritz (300 kms)

teoromera A las 7.01 estoy removiendo el café… zzzZZZ
about 2 years ago via his road notes

teoromera Día motero: Fuelapass a Davos. Davos a Alvaneu (muy chulo). Albulapass (comida). Berninapass y frappé en Tirano… y ya.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Me tiro dos horas en internet, mientras me resguardo de la lluvia.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Vuelvo a cenar al mismo sitio que ayer y la del restaurante se me queja porque vengo muy tarde 😛 pero me pone de todo y me trata genial.
about 2 years ago via his road notes

teoromera RT @cocinera: Españoles!! Qué tarde venís!!
about 2 years ago via his road notes

teoromera Vuelvo en mitad de la noche por Berninapass pensando “cualquiera que me vea pensará que estoy volao”
about 2 years ago via his road notes

teoromera … me pasan tres motards a la velocidad de la luz!
about 2 years ago via his road notes

teoromera Uno de los camareros del hostal, habla español. Vivió en Santiago de Compostela y es peregrino!!
about 2 years ago via his road notes

Fotos de la zona.

25 Junio: St. Moritz – Ruta por los puertos – Andermatt (420 kms)

teoromera Camino de Andermatt por la 19 hacia Munster.
about 2 years ago via his road notes

teoromera St. Moritz -> Silvaplana -> Tiefencastle -> Chur… PRECIOSO!!! DE LO MEJORCITO EN CURVAS Y PAISAJES!!!
about 2 years ago via his road notes

teoromera En Sumvitg en el bar de Daniel, que le hace una foto a cada moto que se para en el bar.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Observo libros y libros llenos de fotos con la fecha puesta. Algunas tienen una dedicatoria escrita…
about 2 years ago via his road notes

teoromera RT @david: If you ever come back, you can search for your picture and sign it!
about 2 years ago via his road notes

teoromera Habrá que volver y firmar la foto para David ;-P
about 2 years ago via his road notes

teoromera Andermatt, el mito motero.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Por la tarde (muy tarde) hago Andermatt, Oberalp, Disentis/Muster, Lucomigno Pass, Biasca, Ariolo. Curvas para aburrir.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Hago noche en el mismísimo puerto de Furka, en el Hotel Belvédère a escasos 100 metros del glaciar Rhone!!! 90 € de gloria motera en un hotel de ensueño.
about 2 years ago via his road notes

Fotos de la zona.

26 Junio: Andermatt – Parte de la ruta de Napoleón – Sisteron (525 kms)

teoromera Andermatt -> Glesch -> Brig -> Visp -> Sion -> Martigny -> Chamonix -> Albertville… me abuuuuurrrooooooooooo!!
about 2 years ago via his road notes

teoromera Al menos he conocido parte de la Ruta Napoleón. Algunas curvas chulas.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Vete diciendo adiós a las vacaciones. Poco más que calor y autovía a casa te queda ya…
about 2 years ago via his road notes

Fotos de la zona.

27 Junio: Sisteron – Andorra – Orís (700 kms)

teoromera Me llaman de Cycle World, mi taller. Para ver cómo me va 🙂
about 2 years ago via his road notes

teoromera Increiblemente aburrido viaje en autopista.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Viento lateral muy molesto como unas 2 horas.
about 2 years ago via his road notes

teoromera La N116 que lleva a Andorra, se sale cuando empieza a subir!
about 2 years ago via his road notes

teoromera Col de Puymorens para ir a Pas.
about 2 years ago via his road notes

teoromera No voy a Andorra la V. porque no sé por dónde se volverá (no sale en mi mapa). Igual es mucho rodeo.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Visitar Pas sin nieve se hace raro 😛
about 2 years ago via his road notes

teoromera La Collada de Tosas se saleeeeeeeee!!!! Carretera con más curvas no he visto!!!!
about 2 years ago via his road notes

teoromera En casa de mi primo Arkadi!!! Conociendo a su niña!!!
about 2 years ago via his road notes

Fotos de la zona
.

28 Junio: Orís – Sabadell (100 kms)

teoromera 100 kms de ruta increíble!!! Recomendación especial, y mapa artesanal de mi primo Arkadi, para llegar a Sabadell 😉
about 2 years ago via his road notes

teoromera La hospitalidad de mis tíos 🙂
about 2 years ago via his road notes

29 Junio: Sabadell – Madrid (700 kms)

teoromera Hoy, 680 kms de autovía.
about 2 years ago via his road notes

teoromera Estoy en casa. Total 6485 kms.
about 2 years ago via his road notes

Motos Varios Viajes

Alpes en moto 2008, parte II

[Esta es la segunda parte del relato de mi viaje en moto por los Alpes en Junio de 2008. Puede que quieras leer la primera parte, echarle un vistazo a las fotos o ver un improvisado vídeo con una banda sonora peculiar…

… si además te gusta leer chorradas, sigue leyendo ;-)]

13 Junio: Pesciera – Salorno (200 kms)

Me desperté en el Albergo Esperanza a las orillas del Lago di Garda, para encontrar una mañana fresca con la cara recién lavada. Había llovido durante la noche y un cielo entre claro y nuboso me auguraba un día de clima cambiante, pero al menos comenzaba con carreteras limpias y secas 😉

La caída de la tarde anterior y una pequeña charla telefónica con mis padres habían hecho que me empezara a tomar el viaje de otra manera… y creo que a partir de este momento lo disfruté mucho más.

Me había propuesto llegar aquel día a Bolzano (o Trento). Había estado en Bolzano antes y lo recordaba como un sitio muy bonito entre montañas y con mucho ambiente motero. Así que decidí repartir el día entre visitar las orillas del lago y avanzar hacia el norte.

Tomé la carretera que seguía la orilla del lago y serpenteé durante unos cuantos kilómetros parando aquí y allá para hacer fotos y dar paseos cortos por las plazas y calles de los pueblos que atravesaba: Lazise, Bardolino, Garda o Torre di Benaco, todos ellos con mucho encanto, muy turísticos y repletos de gente.

Creo que de esta mañana salieron algunas de las fotos que más me gustan del viaje.

Más fotos del Lago di Garda y alrededores en Flickr.

En general, en ningún momento del viaje planeé demasiado lo que iba a hacer. Ni cuando estaba preparándolo en casa, ni según iba avanzando. Digamos que tenía un plan general y tal cual se iba dando el día… o según echaba un vistazo al mapa al acostarme, así decidía para las horas siguientes.

Cuando llegué a Torri di Benaco (más o menos a la mitad del eje longitudinal del lago), empecé a pensar en qué camino seguir hacia Trento y Bolzano. Tenía dos opciones: la primera era seguir la orilla del lago, terminar de recorrer el valle en el que se aloja y llegar a la orilla norte, donde se encuentra Riva del Garda, para seguir hacia el norte por el valle; la otra era alejarme de la orilla y saltar al valle contiguo buscando algo de acción curvera…

… el problema es que tras la caída del día anterior estaba un poco acojonaete y no me acababa de decidir por subir a las montañas.

En estas estaba, cuando llegué a un antiguo caserón que ahora era un restaurante cuyo aparcamiento estaba llenito de unos preciosos coches antiguos que habían salido de excursión. Paré y me entretuve en verlos salir uno por uno y echar un par de fotos.

Cuando los coches se marcharon, me topé con dos moteros alemanes y nos pusimos a charlar. Me contaron que estaban pasando unos días a la orilla del lago y que cada día subían a las montañas para hacer una ruta diferente. Por lo visto, no era ni mucho menos la primera vez que rondaban por aquella zona y yo diría que ninguno cumplía ya los 45. Cuando les pregunté, me recomendaron que si no me iba a quedar más y viniendo de donde venía y yendo a donde iba, pasara ya de la orilla del lago y atravesara las montañas por la carretera S8 que pasaba por Caprino Veronese y me pondría en el camino hacia Trento.

Así lo hice. Me alejé de la orilla para adentrarme en las montañas, pasando por Caprino Veronese, Spiazzi, Mezzavilla y parando a tomar un bocata en el puerto de Bocca di Navene. La ruta, no tiene desperdicio y ofrece una carretera muy divertida y llenita de curvas (aunque un poco estrecha en ocasiones), con asfalto aceptable y recorrido muy pintoresco.

Empecé con miedo e iba relativamente despacio… a causa de mi caída la tarde anterior. De hecho, llegué a escribir en mi cuaderno “Me da miedo la montaña” en una de mis paradas.

Pero no duró demasiado. Me quedaban demasiados riscos por curvear antes de volver a casa como para echarme a temblar ante la posibilidad de una caída. Ese tipo de pensamientos te paralizan y lo único que hacen es acercarte un poco más a lo que estás temiendo precisamente.

Recuerdo que en un momento de la ruta, dejé pasar a cuatro moteros italianos que iban detrás de mi, bastante más fuerte que yo… y me acoplé a su grupo, justo detrás del último. Eso me obligó a lanzarme un poquito (siempre dentro de mis posibilidades 😉 y pude fijarme en la trazada del que me precedía, que se notaba que tenía mucha experiencia. Al poco de seguirles había recuperado parte de la confianza y me sentía mucho mejor. Rebauticé la S8 como la Superocho y me lo pasé como un enano los siguientes 60 kilómetros.

De hecho, repasando mi cuaderno de notas veo como el día 24 (11 días más tarde) volví a esta página y en un momento de euforia, creyéndome Valentino Rossi, taché la frase “Me da miedo la montaña” y la cambié por un “JA!”

(tontadas que hace uno cuando está solo, aunque eso no es nada comparado con otras idioteces extremas que he acometido)

Dejé atrás el Monte Baldo y con el, uno de los mejores momentos moteros en lo que llevaba de viaje, para recorrer la nacional que serpentea alrededor de la autovía que lleva a Bolzano. Pasado Trento, a medio camino entre Trento y Bolzano, decidí buscar un sitio para dormir. El primer pueblo que encontré fue Salorno y aparentemente no podía haber hecho mejor elección.

Salorno está a entre 20 y 30 kilómetros tanto de Trento como de Bolzano, en mitad de la Strada del Vino dell’Alto Adige (Südtiroler Weinstraße), en la base de un imponente cortado con una preciosa catarata, ¡que se veía desde la ventana de mi habitación de hotel! (Albergue en mitad de la plaza del pueblo, 32 €. Habitación con baño y balcón y desayuno).

Estaba contento y aun me quedaba toda la tarde por delante. Me puse algo un poco más cómodo y me marché a visitar Trento.

Trento, viajar sólo y hacer peoplewatching

Trento es una ciudad muy animada, con mucho ambiente universitario y con un casco antiguo muy pintoresco. Partiendo de la Piazza Duomo, me dedique a pasear (bajo una débil lluvia a ratos) por las callejuelas del centro.

La verdad es que había gente por todos lados y no era para menos, Italia jugaba en la Eurocopa y los bares estaban a reventar de gente viendo el partido en pantallas colocadas en las terrazas para la ocasión.

Después de una larga caminata, estuve cerca de dos horas sentado en una céntrica terraza poniendo al día mis notas y disfrutando de uno de mis pasatiempos favoritos: ver gente pasar.

Mucha gente me pregunta si no me aburro viajando sólo. Podría escribir párrafos y párrafos sobre lo que significa para mi viajar sólo. Por supuesto tiene cosas buenas y cosas malas, pero no, no me aburro viajando sólo. Eso no quiere decir que no disfrute de viajar con amigos, eso también me gusta 😉

Viajar sólo tiene sus cosas malas, por ejemplo:

  • A veces no tienes con quién hablar, evidentemente. Esto, yo que hablo por los codos, pues reconozco que no siempre lo llevo bien. Procuro entablar conversaciones con cualquiera que vea ocioso y muchas muchas veces en albergues y restaurantes acabas tomando una cerveza con los personajes más peculiares.
  • A veces ves cosas que te gustaría compartir, comentar con alguien… Como por ejemplo cuando ves alguna situación cómica y te acuerdas de algún amigo con el que compartes el mismo sentido del humor y piensas -Si estuviera aquí fulanito para partirse el culo conmigo!!
  • En ocasiones, cuando serpenteaba por las montañas, se presentan ante ti paisajes sencillamente sobrecogedores. En esos momentos desearías tener una cámara en los ojos y una memoria infinita en la cabeza, para almacenar esos deliciosos momentos… o al menos la capacidad de poder contarlo con viveza a la gente que te espera.
  • Otra desventaja evidente y eminentemente práctica, es que te las tienes que apañar sólo cuando tienes contratiempos. Esto, dependiendo del tipo de viaje, puede no ser tanto problema y además, curte un poco el espíritu, que nunca viene mal. Pero en un viaje en moto de tantas jornadas (y con mi escasa experiencia) es cierto que no es precisamente inteligente ir sólo. Nunca sabes qué puede pasarte en la carretera. En cualquier caso, yo procuro llamar a casa todos los días y suelo avisar cuando puedo (por correo o sms) a algunos amigos para que sepan por dónde ando.

Viajar sólo también tiene sus cosas buenas, por ejemplo:

  • Ayuda a ganar experiencia. A ver… es cierto que no he cruzado el desierto del Gobi, pero a lo largo de mis viajes he ido pasando mis pequeñas penurias, que poco a poco te hacen romper esa burbuja de seguridad y protección con la que muchos crecemos en nuestra sociedad. Buscarte un poco la vida, aunque sólo sea un poco y por unos días… siempre enseña algo útil.
  • No dependes de otras personas. Suena un poco antisocial, pero así es. A veces se disfruta de la compañía, pero viajando sólo también es cierto que haces lo que te da la gana. Comes cuando tienes hambre, descansas cuando estás cansado y visitas lo que quieres visitar, cuando te viene mejor… así de sencillo.
  • Aprendes idiomas. Al estar obligado a comunicarte, acabas aprendiendo pequeñas expresiones aquí y allá para situaciones comunes. Yo sólo puedo hablar en inglés, aparte de en castellano, pero sin saber muy bien cómo ni cuándo, he aprendido unas pocas frases en francés y algunas palabras en Alemán.
  • Viajar sólo también sirve para conocerse a uno mismo. No quiero sonar pedante ni filosófico, pero sí creo que esto es cierto. En mi opinión, una de las mejores maneras de conocer a alguien es viajar con esa persona. Siempre he pensado (y he comprobado a lo largo de mi vida) que, después de los viajes, las amistades se fortalecen un poco o se descomponen un poco. Así que viajar sólo, viajar con uno mismo, puede servir (al menos para mí es así) para conocerse mejor: conocer tus límites, descubrir que disfrutas de cosas que creías que no te gustarían o enfrentarte a tus propias miserias.
  • Además, estar sólo es ideal para hacer peoplewatching.

Por eso decía, que uno de los motivos por los que no me aburro viajando sólo es porque puedo hacer peoplewatching, que tanto me gusta. Disfruto de la sosegada observación del pasar de la gente. Por esto mismo me gustan los aeropuertos y las estaciones, porque están repletos de gente que está de paso y que no tienen que ver unos con otros.

No es lo mismo que observar una multitud de gente que tiene algo en común, como cuando miras al público de un concierto. Se trata de ver pasar gente que está entre más gente, pero está sola al mismo tiempo… o en un grupo pequeño sin relación con el resto de la gente.

Hasta que descubrí a Desmond Morris, el zoólogo inglés que escribió El Mono Desnudo, pensé que esta manía mía era puro cotilleo y no hablaba demasiado de ella. Pero últimamente la he elevado a la calidad de hobby sano. De hecho, no son pocos los estudiosos del tema que así lo consideran, como un hobby o incluso (aunque no es mi caso) como parte esencial de estudios sociológicos, antropológicos y sicológicos. Yo sencillamente lo encuentro interesante y entretenido.

Algunas fotos de Salorno y Trento en mi cuenta de Flickr.

El policía que parecía Super Mario y el autobus del amor

Para terminar la jornada, dí buena cuenta de una suculenta cena en un Biergarten a la italiana. La mezcla de culturas que se da en el norte de Italia, cerca ya de la frontera con Austria, permite que puedas disfrutar de una deliciosa pizza calzone junto con la mejor cerveza alemana, para terminar con Apfelstrudel acompañado de café expreso: 15 euros.

Ya de noche, pensando que la jornada no podría depararme más sorpresas, me dispuse a recorrer los 30 kilómetros de carretera nacional que me llevarían a Salorno y a mi hotel.

Conducía distraído por la negrura pensando en mis cosas, cuando de la nada, saltó una figura humanoide para plantarse en mitad de la carretera con el brazo en alto. Tardé un par de milésimas de segundo en reaccionar y darme cuenta de que la figura rechoncha y enhiesta en mitad de la calzada a la que me acercaba velozmente, era un policía.

Entonces fue cuando me dí cuenta de que o bien yo iba demasiado rápido o bien el policía había tardado demasiado en aparecer para sorprenderme. Porque no veía forma posible de detener la moto antes del lugar donde se había plantado. Sería parte de las dos cosas, pero el caso es que clavando los frenos lo mejor que pude, seguía acercándome al policía a una velocidad considerable y fue entonces, al comienzo de la frenada, cuando pude ver como un hombrecillo rechoncho con la gorra calada hasta las cejas y un bigote que le daba un aire a Super Mario, daba sus primeros pasos titubeantes y reculantes ante mi ímpetu.

Cuando llegué a su altura no había parado del todo la moto y tuve que hacerle un gesto con la mano para que se apartara… fue ridículo verle dudar entre cuál de los dos lados del camino escoger para echarse a un lado. Pero la imagen siguiente, del policía Super Mario sujetándose con una mano la gorra y con otra la pistola, para salir por patas hacia el arcén… me pareció sublime.

Conseguí detenerme tan sólo unos metros más alante y hasta allí se acercó el policía Super Mario haciéndome aspavientos y despotricando en italiano, visiblemente cabreado por haberle hecho saltar a un lado. Vi también a otro policía, que estaba terminando de hablar con una mujer que habían parado en su coche, algo más joven y menos tenso.

Pensé que me había metido en un problema y que habría hecho saltar algún radar. Lo primero que me preguntó Super Mario al ver la matrícula era si hablaba italiano. Le dije que no, pero que era español, así que podríamos intentar entendernos (capisco ;-). No le gustó la idea y estaba visiblemente molesto. Me preguntó si hablaba alemán, a lo que le respondí que no, enervándole aun más. Finalmente se dirigió a mi en un pésimo inglés, esfuerzo que le agradecí y al que respondí en inglés también. Mientras levantaba el asiento para sacar la documentación de la moto.

No llevo la documentación de la moto en la moto. Lo que llevo son fotocopias compulsadas por la jefatura provincial de tráfico. Para los viajes, llevo los originales junto con el equipaje, pero en ese momento ya había pasado por el hotel y había cogido lo indispensable para pasar la tarde en Trento, así que no llevaba originales. Esto no le gustó ni un pelo a Super Mario, que después de un esteril esfuerzo por seguir hablando inglés, había vuelto a un velocísimo y exhortativo italiano.

Conseguí entenderle que no estaba de acuerdo con que le hubiera presentado cuatro fotocopias cutre salchicheras y por supuesto estaba pasando por alto el sello de la DGT. Por mucho que lo intentaba, no conseguía hacerle entender que las fotocopias estaban compulsadas y no fue hasta que vino el otro agente, más joven y más sosegado que Super Mario se calmó. Este otro, entendía inglés y le conté lo de la compulsa, cogió los papeles y se fue a hablar con Super Mario.

Mientras dilucidaban, yo me ponía en lo peor. Pensaba en una multa potente y un contratiempo para mi viaje. Pero cual fue mi sorpresa cuando los agentes se volvieron hacia mi tras un rato para decirme que estaba todo en orden y que podía seguir la marcha. Envalentonado porque ya parecía evidente que me había librado de una sanción, osé preguntarle a Super Mario si iba demasiado rápido y teniendo en cuenta que había tenido que hacerse a un lado para evitar que le atropellara la verdad es que la respuesta fue sorprendente: me dijo que no me habían parado por ir rápido, sino por circular por mitad del carril llevando una moto.

Me disponía a explicarle que a pesar de lo que dice el código de circulación, resulta más seguro circular por mitad del carril… cuando me dí cuenta de que estaba empezando a tocarle ya un poco las pelotas a Super Mario. Casi gritándome ya y con tono de hastío me dijo que en Italia tenía que circular por el lado derecho del carril, pegadito al arcén… y punto. Era el momento de marcharse.

Al llegar al hotel, estaba reventado y no tardé en caer rendido. La noche en Salorno, aquel minúsculo pueblecito a la falda de las montañas parecía más profunda y silenciosa que en ningún sitio… hasta las 5:40 de la mañana…

Me despertó entonces una música disco a todo trapo, que venía de debajo justo de mi balcón. Me asomé y me asombré al ver un típico autobus rojo estilo Londinense engalanado con luces y adornos discotequeros y una enorme pancarta todo a lo largo que rezaba: The Love Bus.

No recuerdo cuánto tiempo estuvieron allí… ni cuándo se fueron. Sólo sé que volví a la cama y cerré la puerta del balcón y lo siguiente quedó entre Morfeo y yo.

Al día siguiente tendría una de las mejores jornadas moteras del viaje, pero eso os lo contaré en la siguiente entrega 😉

Motos Varios Viajes

Alpes en moto 2008, parte I

Hola!!

El pasado mes de Junio tenía una reunión de Qualipso en Munich y decidí compaginarlo con mi primer viaje en moto en solitario por los Alpes. Digo mi primer viaje en moto por los Alpes, porque esto hay que repetirlo…

Desde que he llegado, intento sacar tiempo para escribir la crónica. Pero entre unas cosas y otras, me estoy retrasando. Por eso he decidido hacer la crónica por entregas. Si veo que tiene aceptación, iré escribiendo el resto. Así que aquí tenéis la primera parte 😉

[Esta vez también tenemos sección audiovisual. Podéis pasar directamente a ella si no os apetece leer: fotos y un vídeo. (No quiero saturar el artículo con fotos, así que iré añadiendo enlaces a los sets de mi cuenta de flickr con las mejores fotos de cada jornada 😉

Si además de ver fotos te gusta leer chorradas, sigue leyendo ;-)]

Una de las cosas buenas que tiene trabajar donde yo trabajo, es que puedes hacer cosas como esta. La verdad es que no preparé mucho el viaje y no tenía ni idea de qué iba a visitar ni hacer. No voy a decir que fue una cosa que surgió de un día para otro… pero la verdad es que sí que ha sido un poco lanzarse… a ver qué pasaba…

La preparación consistió en imprimir el mismo día antes unos cuantos itinerarios hechos con Google maps y cuatro páginas de Wikitravel y la Wikipedia. La idea era llevar conmigo el libro Motorcycle Journeys Through The Alps & Beyond de Jhonn Hermann, la biblia de los viajes en moto por los Alpes. pero me fue imposible conseguirlo a tiempo (a estas alturas ya lo tengo en casa y puedo confirmar que es un libro esencial para un viaje como este 😉

Lo mejor que hice, sin duda alguna fue llevarme impresas las rutas de la página Alpine Roads, que recomiendo encarecidamente a cualquiera que quiera hacer un viaje similar.

Para este viaje, el equipo consistía en:

Con muchos nervios y tras hacer la maleta ya en tiempo de descuento, me marché a la cama para no pegar ojo en toda la noche 😛

10 Junio: Madrid – Sabadell (700 kms)

Si algo he aprendido de verdad en este viaje es que odio las autopistas. Las evitaré siempre que pueda, siempre que vaya en moto, en toda mi vida, forever and ever.

Pero mi intención era salir de España y pasar Francia relativamente rápido. Para llegar cuanto antes al norte de Italia. Así que el día consistió básicamente en chupar kilómetros hasta Sabadell, donde tengo unos tíos estupendos y cuatro primos maravillosos a los que hacía tiempo que no veía.

La ruta fue aburrida y el día gris, con lluvia a ratos y bastante frío. Probablemente el día más húmedo y frío de todo el viaje, puesto que más adelante tuve bastante suerte con el tiempo. Chinazo en la pantalla que estaba estrenando, aburrimiento en la autopista y poco más.

Al llegar a Barcelona (no hace falta entrar en Barcelona para ir a Sabadell, pero era uno de esos entrañables rodeos estúpidos que hacemos los que no llevamos GPS) me vi en mitad de la B-10, colapsada por las manifestaciones de camioneros protestando por el precio de los carburantes. Esta estupenda coincidencia hizo los últimos kilómetros del viaje aun más pesados.

Una vez en Sabadell, lo mejor del día sin duda poder visitar a mis tíos y a mi prima Judith para conocer por fin a sus dos preciosas niñas, Elia y Laura. Cena en familia y descanso reparador.

11 Junio: Sabadell – Eze (650 kms)

Una vez más el día fue prácticamente sólo autopista. Quería llegar a Mónaco esa misma tarde y era la única opción para recorrer tantos kilómetros.

Por primera vez utilicé tapones para los oídos. Algo que siempre me había parecido una idea un poco peregrina. Pero la verdad es que hacer muchos kilómetros de autopista sin ellos y con un casco malo, es garantía de dolor de cabeza y aturdimiento general durante el resto de la tarde. Si a los tapones le sumamos la excepcional aerodinámica del casco Schuberth, que lo hace extraordinariamente silencioso, el resultado es bastante aceptable. Desde luego a años luz de mi antiguo Suomy Ventura.

Autopista, sí. Pero cómodo 😉

Buen día, con un poco de lluvia a medio día pero más bien soleado el resto del tiempo y buen ritmo de marcha. A media tarde ya estaba pasando Niza y no tenía ni la más remota idea de dónde iba a dormir. Mi costumbre de hablar hasta con las piedras, hizo que en la cola de un peaje cerca de Mónaco se me ocurriera preguntarle a un motero que iba detrás de mi.

Un tipo muy majete en una deportiva y con los cascos a todo trapo, que me recomendó Eze para dormir. Un pueblo entre Niza y Mónaco, no tan caro como este último, pero muy cerca y bastante turístico. Me sonaba de haberlo visto en la Wikipedia así que le hice caso. Fue llegar a la oficina de información y turismo y al poco ya tenía hotel playero (Normandy, 58€ con desayuno).

Tras dejar las cosas en el hotel, me marché con la moto a Mónaco (5 minutos), para hacer una pequeña visita. Me centré en visitar el trazado del circuito de fórmula uno y algunos sitios singulares. La verdad es que después de dos días de autopista, pasar por la Rascasse me dio la sensación de estar haciendo mi primera curva de verdad. Aunque bajar por la Route de Beausoleil (D-53) con sus horquillas urbanas tampoco estuvo mal 😉

El rato que estuve deambulando, no entré en ningún sitio, pero paseé por la zona del casino de Montecarlo, La Avenue Saint-Martin y el puerto.

Gran cagada, el no entrar a la ciudadela… pero bueno, Mónaco está ahí al lado, siempre se puede volver 😉

En general, Mónaco no me impresionó demasiado. Es cierto que está llenito de coches espectaculares, gente guapa, tiendas de lujo y mucha vida nocturna, terrazas y restaurantes. Pero… vamos… que me cansé enseguida.

Decidí ir a cenar a Eze Village. Eze está dividido en dos partes: Eze-Sur-Mer (en la playa) y Eze Village, en lo alto de un monte, por la D-6007 (una carretera muy divertida), con un casco antiguo muy pintoresco. La verdad es que la visita mereció la pena. El pueblo era muy bonito y ofrecía unas vistas preciosas de la montaña encontrándose con el mar. Además, tuve la oportunidad de ver dos Ferrari, un Porche, un Jaguar, un Volvo y dos BMW en un parking de unos 100 m2 😛

Volví a Mónaco para tirar algunas fotos nocturnas y di por terminado el día.

Fotos de Mónaco y alrededores.

12 Junio: Eze – Pesciera (480 kms)

Empecé el día con un estupendo desayuno en la terraza del hotel, mientras preparaba la ruta. Ese mismo día, quería llegar hasta el Lago di Garda, en el norte de Italia, pero no sabía por dónde.

Mi idea original era seguir la costa hasta Génova y luego hacia el norte. Pero sabía que el norte de Italia sería aburrido si me alejaba de las montañas. Por otro lado, ir por las montañas llevaría mucho tiempo.

Decidí tirar por la calle de en medio y atravesar los Alpes Marítimos por Col de Tende, en el Parque Nacional de Mercantour. Una vez en Italia, compraría un mapa y decidiría por dónde seguir.

Sonaba bien. Pero mi falta total de preparación de las rutas, mi ignorancia supina y el hecho de que en este punto del viaje todavía no prestaba atención a las páginas que llevaba encima sacadas de la web Alpine Roads (creedme, extremadamente útiles), fueron causa de una de las grandes cagadas del viaje 🙁

Sí. Claro que atravesé Col de Tende… sí… ¡Por el túnel!

Así que borrico de mi, me perdí uno de los puertos de los Alpes con más solera motera, cambiándolo por un húmedo, angosto y oscuro túnel de más de tres kilómetros, construido en 1882, que pasaba por debajo. ¡Ole!

Para mi consuelo queda que el soleado día que me acompañaba cuando me acercaba a la subida, llegando ya al túnel, se volvió lluvioso y con poca visibilidad. Así que puede que el puerto no hubiera sido una experiencia agradable. Al lado italiano, el cielo volvió a aparecer azul.

Bueno… de todas maneras, más adelante me hartaría de puertos míticos 😉 así que tampoco fue para tanto. Además, la carretera D6204 entre Sospel y Tende, por el valle del río Roya, no estaba nada mal y me quitó el mono de curvas que llevaba encima 😉

Más fotos de los alrededores de Tende.

Pero el día no había hecho más que empezar… y las cagadas en esta jornada se sucederían una tras otra.

Por esta parte de los Alpes, del lado italiano muy pronto se llega a una gran llanura. Así que desde Cuneo en adelante las carreteras se volvieron cada vez más rectas y el viaje se hizo monótono. Tenía que llegar hasta el lago y todavía estaba muy lejos, así que tomé la autopista A-21 hacia Brescia para hacer kilómetros.

Pronto me aburrí y salí de la autopista. Pero eso fue un gran error. Acabé en una nacional cargadísima de tráfico y que atravesaba muchísimos pueblos. Así que lo único que hice fue perder tiempo, cansarme y convencerme de que en esta parte de Italia, era mejor coger la autopista para dejar la llanura atrás 🙁

A todo esto, el tiempo andaba revuelto. Hacía muchísimo calor, pero de vez en cuando caía algo de agua. La autopista se iba abarrotando de tráfico según me acercaba a Verona y yo me estaba cansando bastante.

Ya cerca del lago y lloviendo en toda regla, me paré en un área de descanso a tomar algo. Tenía claro que el Lago di Garda era una zona muy turística y que cualquier pueblo de la orilla sería bueno para pasar la noche. Pero charlando con dos italianos en el bar de la gasolinera, me recomendaron Peschiera. Un pueblo en la orilla sur que según uno de los chicos era muy bonito.

Salí de la autopista y al ir a pagar el peaje, la chica de la garita me dijo que para Peschiera me venía mejor la siguiente salida. Así que me dijo -da la vuelta en esa rotonda y te vuelves a meter en la autopista.

No me hacía gracia volver a la autopista. Llovía a mares y estaba llena de camiones que levantaban agua sucia, mala visibilidad, frío… Pero le hice caso y tomé la rotonda, muy despacio, mirando las señales. Estaba dentro de la rotonda cuando vi que una de las salidas indicaba Peschiera a 13 kilómetros por una carretera nacional. Dudé un instante, bajando la velocidad hasta casi pararme en mitad de la rotonda. Estaba pensando en coger ese desvío y hacer esos 13 kilómetros o volver a la autopista para salirme en la siguiente salida.

En una décima de segundo decidí que estaba cansado y que la autopista me llevaría más rápido a Peschiera, un hotel y una buena cena. Así que decidí terminar de dar la vuelta en la rotonda, dando un mínimo, minúsculo, ínfimo golpe de gas…

Al instante siguiente estaba en el suelo y mi moto se alejaba de mi resbalando sobre el costado izquierdo.

Resulta asombroso todo lo que te da tiempo a pensar cuando tienes una caída. Todavía estaba resbalando la moto y yo, tendido en el suelo, ya me había dado cuenta de que no me había hecho absolutamente nada. Pero pensaba que mi viaje se había ido al garete, que la moto se habría roto mil cosas y que la había cagado definitivamente.

Mientras me levantaba, un hombre salía de su furgoneta gritando -¡Oleo! ¡oleo! (¡ACEITE!)

Me puse de pie y me acerqué a la moto. Corté la corriente y la levanté como en los manuales. La empujé hacia una orilla de la rotonda y me dispuse a comprobar que se había destrozado y que me había cargado el viaje entero…

¿Lateral rayado? No.
¿Intermitente roto? Nop.
¿Selector de marchas hundido? Nope.
¿Maneta de embrague torcida? No…

¡Nada!

Un momento. No me lo podía creer… ¡la moto no parecía tener absolutamente nada!

La pongo en marcha y arranca perfectamente. La miro una vez más y compruebo, que la moto había resbalado sobre el contrapeso del manillar y la maleta izquierda. El cubremanetas izquierdo tenía un raspón y se había movido un poco. Había protegido la maneta del embrague que se habría doblado clarísimamente de no haber llevado el cubremanetas. La maleta dura Givi, se había llevado el resto de los rasguños, salvando tooooooodo lo demás: semicarenado, intermitente, selector de marchas y estribera. Todo había quedado en el aire.

Tengo una flor en el culo.

En esto que se acerca la chica de la garita del peaje a interesarse por mi estado y juntos comprobamos que la rotonda entera estaba llenita de aceite. Enseguida se encargó de llamar para que lo señalizaran y lo limpiaran. Pero eso yo ya no me quedé a verlo. Estaba harto y molido. Seguí unos pocos minutos más hasta el pueblo, mientras dejaba de llover, como para darme una pequeña tregua.

Por fin llegué a Peschiera, a las orillas del Lago di Garda. No tenía ganas de nada, así que busqué la oficina de información y turismo y les pedí que me buscaran un hotel. Lo único que quedaba era un poco caro (Albergo Esperanza, 65€ con desayuno), pero estaba muy cansado y no quería buscar más. Además… mi madre se llama Esperanza, así que lo entendí casi como una señal 😛

Por fin en el hotel comprobé una vez más asombrado que la moto estaba perfectamente. Lo único, el anclaje de la maleta izquierda, que estaba levemente hundido. Pero nada importante, ni siquiera es parte de la moto 😉

Me quité la ropa que estaba empapada y apestaba a gasoleo y comprobé al descubrir las rozaduras en el hombro izquierdo de la chaqueta, que de haber ido en camiseta, una caída tan tonta hubiera sido un pequeño infierno de piel en carne viva :-/

El resto de la tarde fue muy agradable. Una buena tregua. Peschiera es un pueblo realmente bonito y con mucho ambiente. Paseo, y una estupenda cena con cervecita, plato de pasta y un pescado en una terracita del centro.

Esa tarde y a la mañana siguiente, a orillas del Garda, tomé algunas de las mejores fotos del viaje.

Esa noche decidí tomarme el resto del viaje con más tranquilidad, no obligarme a hacer tantos kilómetros por jornada, evitar autopistas, parar cuando estuviera cansado y en definitiva disfrutar de mis vacaciones y de mi buena suerte.

Dormí como un tronco 😀

Al día siguiente comenzaría la ensalada de curvas en la que se convirtió el resto del viaje… pero eso os lo contaré en la siguiente entrega 😉